Módulos Temas Día

Orquestación Estratégica Diego Alonso Noreña Chávez Diego Alonso Noreña Chávez

Pensar Críticamente

El pensamiento crítico es una habilidad indispensable que todo estudiante, gerente, militar, director y docente debe tener. Este artículo  busca definir esta variable desde múltiples perspectivas y mostrar su importancia para la  toma de decisiones en diferentes campos, como empresas, gobierno y educación.

En la investigación de Novelli y Taylor (1993) se confirmó que el pensamiento crítico es la variable más importante para la toma de decisiones, ya que permite decidir desde un punto de vista multifocal, evaluando la mayor cantidad de escenarios posibles y creando un proceso ordenado de elección. El pensamiento crítico es el juicio intelectual, la evaluación de productos, análisis de estados, interpretación de declaraciones y razones (Bailin, Case, Coombs, & Daniels, 1999). Ennis (1987) definió el pensamiento crítico como la actividad práctica reflectiva que tiene una creencia o acción razonable e incluye todas las habilidades críticas.

Sternberg (1997) indicó que existen diferentes maneras de pensar, estas juegan un rol importante en la vida de las personas, pues representan la forma en que ellas utilizan sus procesos cognitivos para tomar decisiones. De acuerdo con Miranda (1999) el pensamiento crítico impacta de manera significativa en los resultados de cualquier organización. Sterberg (1997) concluyó que los estilos de pensamiento sirven para aplicar, utilizar y explorar la inteligencia.

Resultado de imagen para pensamiento critico

 

Ennis (2018) concluyó que el pensamiento crítico es una competencia clave que toda persona debe tener si desea incrementar la probabilidad de ser contratado. La

Association to Advance Collegiate Schools of Business

(AACSB, 2013) indicó que el porcentaje de personas que toman un programa de pregrado o maestría se incrementa si las escuelas de negocios incluyen dentro de la estructura curricular cursos relacionados con el pensamiento crítico. Braun (2004) definió que el pensamiento crítico consiste en cuestionar, evaluar la lógica, revisar el lenguaje y validar las suposiciones.

Brown y Bielinska-Kwapisz (2015) definieron el pensamiento crítico como la habilidad de evaluar diversas fuentes de información, tomar retos, analizar argumentos y tomar de decisiones acertadas. De acuerdo con Paul y Elder (2004) el pensamiento crítico debe seguir una lógica deductiva y eliminar ideas que carezcan de sustento. Watson y Glaser (1980) definieron el pensamiento crítico como una composición de actitudes, habilidades y conocimiento. Esta combinación consta de las siguientes variables: (a) actitud de investigar; (b) habilidad para aplicar los conocimientos y las actitudes y (c) conocimiento de la naturaleza de las inferencias, abstracciones y generalizaciones.

El pensamiento crítico es crucial para aumentar las ventas, mejorar procesos, tener mejores resultados e incrementa la probabilidad de encontrar empleo (Dwyer, Boswell, & Elliott, 2015). Tan (2017) concluyó que el pensamiento crítico emplea tres factores: (a) el juicio; (b) la correcta toma de decisión y (c) el desarrollo continuo del pensamiento para tomar mejores decisiones futuras. Brotherton (2011) manifestó que el pensamiento crítico es la habilidad que debe estar presente en cualquier institución educativa superior de alta calidad; dado que, impacta en el desarrollo profesional y personal.

Imagen relacionada

Halpern (1999) definió el pensamiento crítico   como el pensamiento razonado que envuelve el uso de habilidades cognitivas y estrategias para alcanzar mejores resultados. Watson y Glaser (1980) definieron el pensamiento crítico como: (a) la habilidad de definir un problema; (b) seleccionar soluciones apropiadas para resolver problemas; (c)reconocer suposiciones declaradas y no declaradas; (d) formular hipótesis acertadas; (e) esbozar conclusiones válidas. Cabrera (1992) señaló que el pensamiento crítico es la competencia más buscada en la sociedad, ya que habilita a los estudiantes a ser pensadores activos e incrementa la probabilidad de tener mejores resultados finales.

Ennis (1993) definió que el pensamiento crítico es un proceso metacognitivo, es un pensamiento reflexivo razonado que se enfoca en decidir en base a las creencias y acciones. Capella y Robin (1986) definieron el pensamiento crítico como el corazón del proceso intelectual, ya que tiene importancia en el desarrollo del razonamiento de los principales actores de la sociedad. Flores, Matkin, Burbach, Quinn y Harding (2012) señalaron que el pensamiento crítico es un propósito, autorregulador de juicios que resulta de la interpretación, análisis y evaluación del criterio lógico.

Resultado de imagen para pensadores criticos

 

Lipman (1988) concluyó que el pensamiento crítico es la habilidad de pensar en forma crítica, reflexionar, identificar, analizar, evaluar, hacer juicio y esbozar conclusiones finales. Halpern (1998) definió el pensamiento crítico como un proceso que analiza variables y resuelve problemas de manera acertada. Paul y Elder (2005) definieron el pensamiento crítico como el proceso de analizar y evaluar el pensamiento con el propósito de mejorarlo.

El pensamiento crítico es la habilidad de comprometer el propósito, regular el juicio crítico y se emplea en diversas áreas como historia, política, economía, matemática y ética para tomar mejores decisiones (Abrami et al., 2008). Ennis (1991) concluyó que el pensamiento crítico requiere pensamiento reflectivo y razonable para tomar decisiones acertadas. El pensamiento crítico es el proceso intelectual y disciplinado de aplicar, evaluar, conceptualizar, sintetizar, razonar y comunicar. Es el set de herramientas para generar información y creencias (Paul & Elder, 2005).

Referencias

Abrami, P. C., Bernard, R. M., Borokhovski, E., Wade, A., Surkes, M. A., Tamim, R.,

                   & Zhang, D. (2008). Instructional interventions affecting critical thinking

                   skills and dispositions: A

[RGM1]

 

stage 1 meta-analysis. Review of Educational 

[RGM2]

 

                   Research, 78(4), 1102-1134.

Bailin, S., Case, R., Coombs, J. R., & Daniels, L. B. (1999). Conceptualizing critical

                 thinking. Journal of curriculum studies, 31(3), 285-302.

 

Brotherton, P. (2011). Critical thinking a top skill for future leaders. Retrieved from

http://www.astd.org .

Brown, F. W., & Bielinska-Kwapisz, A. (2015). Understanding the Nature and 

                   Determinants of Critical Thinking Among Senior Business Undergraduate 

                   Students. Journal of Education for Business, 90(7), 359-368.

Cabrera, G. A. (1992). A framework for evaluating the teaching of critical thinking.

                 Education, 113(1), 59.

Capella, L. M., & Robin, D. P. (1986). Critical thinking is important to marketing 

                 students. Marketing News, 20(15), 28-29.

Dwyer, C. P., Boswell, A., & Elliott, M. A. (2015). An evaluation of critical thinking

                competencies in business settings. Journal of Education for Business, 90(5),

                260-269.

Elder, L. (1997). Critical thinking: The key to emotional intelligence. Journal of   

                developmental education 21(1), 40.

Ennis, R. (1991). Critical thinking: A streamlined conception. Teaching philosophy,

                14(1), 5-24.

Ennis, R. H. (1993). Critical thinking assessment. Theory in to Practice, 32(3), 179.

Ennis, R. H. (2018). Critical thinking across the curriculum: A vision. Topoi, 37(1), 

                 165-184.

Flores, K. L., Matkin, G. S., Burbach, M. E., Quinn, C. E., & Harding, H. (2012). 

                 Deficient critical thinking skills among college graduates: Implications for

                 leadership. Educational Philosophy and Theory, 44(2), 212-230.

 

Halpern, D. F. (1998). Teaching critical thinking for transfer across domains:  

                  Disposition, skills, structure training, and metacognitive monitoring. 

                  American psychologist, 53(4), 449.

Halpern, D. F. (1999). Teaching for critical thinking: Helping college students develop

                   the skills and dispositions of a critical thinker. New directions for teaching 

                   and learning, 1999(80), 69-74.

 

Lipman, M. (1988). Critical thinking: What can it be? Educational Leadership, 46(1),

                  38-43.

Miranda, M. (1999). Estudios portugueses sobre estilos de pensamiento. Lisboa. Portugal:

                    Universidad de Lisboa .

Novelli, L., J., & Taylor, S. (1993). The context for leadership in 21st-century

                    organizations A role for critical thinking. The American Behavioral  

                    Scientist (1986-1994), 37(1), 139.

Paul, R., & Elder, L. (2004). Critical and creative thinking. Dillon Beach, CA: The   

                   Foundation for Critical Thinking .

Paul, R., & Elder, L. (2005). Estándares de competencia para el pensamiento crítico. 

                    Estándares, Principios, Desempeño, Indicadores y Resultados. Con una

                    Rúbrica Maestra en el Pensamiento Crítico. Recuperado el, 20(3), 2015.

Sternberg, R. J., & Galmarini, M. A. (1997). Inteligencia exitosa: cómo una inteligencia  

                   práctica y creativa determina el éxito en la vida .

Tan, C. (2017). A Confucian conception of critical thinking. Journal of Philosophy of 

                   Education, 51(1), 331-343.

Watson, G., & Glaser, E. M. (1980). Watson-Glaser Critical Thinking Appraisal:

                  Forms A and B; Manual. Psychological Corporation. 

 


 

[RGM1]

ERROR (NORMAS APA: DOBLE ESPACIO)

 

[RGM2]

ERROR (NORMAS APA: LETRA CURSIVA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )