Módulos Temas Día

Orquestación Estratégica Diego Alonso Noreña Chávez Diego Alonso Noreña Chávez

Algo o Todo

De acuerdo con Grant (2002) la estrategia es el plan para desarrollar recursos que establezcan una posición superior a la de los competidores. Ansoff (1980) definió la estrategia como la determinación de los impulsos para la prosperidad de la empresa. Según David (1988) la estrategia es el arte y la ciencia de formular, implementar y evaluar decisiones que permiten a las empresas alcanzar objetivos.

 

Sin embargo, en muchas ocasiones durante la ejecución de diversas estrategias, los directivos se van percatando que no se están obteniendo los resultados esperados y en lugar de dejar de invertir deciden seguir adelante con proyectos que generan resultados nefastos. En nuestro país, cuando una persona se retira de un negocio, proyecto profesional o personal es tildado como fracasado; sin embargo, si esto sucede en países desarrollados se aplaude al gerente por evitar llevar al fracaso a la compañía.

Imagen relacionada

A continuación, expongo algunos motivos por los que los directivos siguen invirtiendo en estrategias nefastas sin alcanzar objetivos estratégicos:

  •  

    Miedo a la pérdida. – Los ejecutivos tienen miedo a perder dinero; sin embargo, cuando la situación es inmanejable es mejor retirare a perderlo todo.

  •  

    Miopía gerencial. -  El sesgo de tener todo bajo control, muchos ejecutivos piensan que son super héroes y minimizan la posibilidad de que algo malo ocurre; sin embargo, el macroentorno es tan dinámico que basta que se mueva una variable en el tablero de juego para que el negocio presente pérdidas.

  •   

    Tareas completas. – Desde el colegio somos premiados por culminar tareas; no obstante, si el negocio no marcha bien es mejor parar la operación a perder la empresa por pérdidas a nivel corporativo.

  •      

    Miedo al rechazo. – Las personas actúan por presión del grupo, si alguien no opina por miedo a ser catalogado como el extraño de la empresa, se interpreta el silencio como consentimiento.

  •   

    Miedo a la perdida de compromiso. -  La gente es evaluada por el compro0miso que presentan en cualquier proyecto, por ese motivo al no querer seguir en algún proyecto que va mal genera la etiqueta de mal trabajador y para evitar eso muchas personas deciden seguir en el proyecto nefasto.

 

Entonces, es preferible retirarse de manera estratégica a comprometer la rentabilidad de una empresa o incluso la generación de valor desde cualquier perspectiva de la gestión de empresas. Dejemos de lado el “ego” y empleamos el pensamiento crítico tomar decisiones.

Referencias

Ansoff, I. (1980). Strategic management journal 1(2). p. 131-148.

doi: 10.1002/smj.4250010204.

David, F. (1988). La gerencia estratégica. El Proceso de Gerencia Estratégica. Estados Unidos: Legis Editores S.A. Ohio. 2 -23.

Grant, R. (2002). Contemporary strategy analysis: Concepts, techniques, applications.

Blackwell Publishers.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )