Módulos Temas Día

Orquestación Estratégica Diego Alonso Noreña Chávez Diego Alonso Noreña Chávez

Igualdad Social y Económica

La investigación es la variable más importante para el desarrollo sostenible de cualquier país. He decidido publicar un resumen del análisis del siguiente artículo científico: Achieving Social and Economic Equality by Unifying Business and Ethics: Adam Smith as the Cause of and Cure for the Separation Thesis. Mi objetivo principal es elevar el nivel de conocimientos del lector dándole un soporte científico. 

Los primeros economistas argumentaron que los avances en el bienestar social avanzaban paralelamente con una mayor utilidad agregada. Años después, los estudiosos en el campo han argumentado que el bienestar social mejora cuando la utilidad aumenta (o no disminuye) para todos los individuos (Samuelson, 1938). En la actualidad, las explicaciones de igualdad se han centrado en el papel desempeñado por los mercados y las instituciones (Morris y Western, 1999). Cobb (2016), propuso la empresa como institución para el logro de la desigualdad.

Adam Smith escribió hace unos 230 años que la ética y la economía están intrincadamente entrelazadas. En An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations se sostiene que las decisiones económicas deben ser tomadas únicamente sobre la base de interés propio desprovisto de cualquier preocupación ética por los demás. En la teoría de los sentimientos morales, Smith realmente veía los negocios y la ética como dos caras de la misma moneda. Ambos aspectos ofrecieron un marco de referencia y un método de recolección y análisis de datos que sirvieron de guía para el presente estudio.

Resultado de imagen para adam smith

Los economistas conceptualizaron el bienestar social en base a los fundamentos utilitarios, argumentando que cualquier arreglo social que genere el mejor beneficio para el mayor número es el más importante. Los defensores de la lógica utilitaria creen que el bienestar de una sociedad equivale a la suma de las prestaciones sociales individuales (o servicios públicos) de cada uno de sus miembros. Por lo tanto, su objetivo es la maximización del bienestar general de la sociedad sin tener en cuenta el bienestar de las personas.

Utilitaristas son, por tanto, agnósticos a cualquier concentración de la riqueza que puede derivarse de los intercambios económicos individuales siempre y cuando el efecto neto de todos los intercambios sea positivo. En respuesta a esta falta de preocupación por el bienestar individual, los eruditos han argumentado desde entonces que no es suficiente para un acuerdo social para servir a los intereses de la sociedad en su conjunto como tal resultado ignora las diferencias relativas en los servicios públicos entre los individuos. En cambio, para que el bienestar de una sociedad mejore, el sistema de intercambio económico debe dar lugar a que todas las partes estén mejor (o al menos no peor) de lo que serían en su ausencia.

Respecto a la teoría de los sentimientos morales, las personas son capaces de simpatizar mejor con aquellos con quienes comparten lazos geográficos y emocionales. Por lo tanto, incluso si queremos considerar cómo nuestras decisiones afectan los intereses de los demás, esas evaluaciones son sólo precisas para las personas que residen dentro de nuestras esferas internas de intimidad. Al considerar a las personas a distancia, nuestras simpatías son cada vez menos “precisas”, hasta el punto en que no podemos determinar cómo nuestras acciones podrían afectarlas.

Por esta razón, Smith argumenta en la teoría de los sentimientos morales, todos los hombres, incluso los que están a mayor distancia, sin duda tienen derecho a nuestros buenos deseos, y nuestros buenos deseos les damos naturalmente. Pero si, a pesar de ello, deben ser desafortunados, para darnos cualquier ansiedad sobre esa cuenta, parece que no es parte de nuestro deber. Por lo tanto, en la fortuna de los que podemos ni servir ni lastimar, y que están en todos los aspectos tan alejados de nosotros, parece sabiamente ordenado por la naturaleza.

Esta lógica sugiere que tenemos un gran grado de latitud con respecto a nuestro trato moral a los demás (es decir, somos libres de hacer cosas amables para otros, pero no estamos obligados a hacerlo). Debido a la naturaleza subjetiva de los derechos imperfectos, una determinación comprensiva del tipo de comportamiento que podrían seguir siendo los de otros depende de nuestra relación con ellos. Al mismo tiempo, Smith argumentó que estamos obligados a evitar dañar el cuerpo, restringir la libertad e injuriar la reputación de otro. Debido a que estos derechos perfectos son más objetivos y a menudo se constituyen en la ley, nuestra capacidad comprensiva es menos dependiente de la intimidad donde se refieren. Es decir, generalmente somos capaces de determinar si nuestro comportamiento dañará a otros independientemente de nuestra relación con ellos.

 Conclusiones

La tesis de la unificación propuesta en el estudio ofrece una manera de reforzar la opinión en ética empresarial de que los asuntos comerciales pueden tener y tienen contenido moral. Sin descartar por completo la comprensión neoclásica de los negocios; se complementa este punto de vista al articular lo que el propio Smith creía que era un modelo más amplio y más realista de toma de decisiones. Por lo que, la tesis de unificación que el estudio expone puede reunir discursos de negocios y ética en la forma en que Smith mismo pretendía.

La tesis de unificación es poco verosímil con respecto a la naturaleza de la decisión que enfrentan los gerentes, simplificando la complejidad del entorno empresarial. Si bien una decisión benévola de un gerente puede contrarrestar una decisión de interés propio tomada por otro, es más probable que uno tenga mayor influencia en la vida de los afectados. Incluso los gerentes más distantes estarían obligados a proteger los derechos perfectos de los miembros de una comunidad dada.

La unificación de tesis se basa en la suposición de que los directivos no sólo se preocupan por la igualdad social y económica, sino que, están dispuestos a sacrificar sus propios intereses (en cualquier capacidad) para alcanzarlo. Desafortunadamente, incluso si esto llegara a suceder, la desigualdad social y económica no es probable que desaparezcan pronto. La desigualdad es el resultado de una multitud de factores, sólo uno de los cuales puede ser la adopción generalizada de la tesis de separación. Las desigualdades sociales y económicas del día de Smith han persistido, lamentablemente, en los tiempos modernos. Para mejorar el bienestar social, se propone que los gerentes deben ampliar su perspectiva mediante la toma de decisiones con toda la amplitud del pensamiento de Smith.

 

 

 

 

 

Leer comentarios ( )