Módulos Temas Día

Educación financiera para todos Enrique Díaz

¿Quién soy financieramente (perfil de riesgo)?

Con mayor frecuencia encontramos propagandas o denominaciones de instrumentos de inversión que nos hablan de perfiles conservadores, moderados, agresivos y similares. Ellos aluden a formas de enfrentar las decisiones de inversión; que en términos de argot financiero se conoce como "perfil de riesgo".

Con mayor frecuencia encontramos propagandas o denominaciones de instrumentos de inversión que nos hablan de perfiles conservadores, moderados, agresivos y similares. Ellos aluden a formas de enfrentar las decisiones de inversión; que en términos de argot financiero se conoce como “perfil de riesgo”.

Para invertir es esencial saber el motivo por el cual lo hacemos (el
objetivo ), pero también conocer quienes somos financieramente (nuestro
perfil de riesgo). No existen las inversiones buenas o malas por si
mismas; sino que hay inversiones que calzan mejor a nuestros objetivos
y perfiles de riesgo. Ignorar esto nos puede resultar costoso.

Recordemos que cuando se invierte dinero se puede ganar o perder, y por
tanto existe siempre riesgo. Algunos dirán que sus depósitos en
instituciones financieras con tasas de interés establecidas ya no
tienen riesgo. Sin embargo cabe preguntarse sí acaso la inflación o la
caída de dólar no me representan algún tipo de perdida.

El perfil de riesgo refleja nuestra capacidad y actitud de tolerar las
pérdidas
que puedan ocurrir con nuestras inversiones. Diversos factores
afectan estas dos cualidades, como son:

- Mis posibilidades o capacidad dependen usualmente de:

  • Mi edad / Horizonte de tiempo: algunas inversiones requieren paciencia para madurar. ¿Puedo esperar?
  • Mis ingresos (los presentes y futuros): Cuantos mayores ingresos
    dispongo mas posibilidades de recuperarme tengo de malas inversiones.
    Lo contrario sucede si tengo menores ingresos.
  • Mis obligaciones financieras (a quién mantengo?, a quién le debo?,
    etc.): ¿Cuánto me queda disponible luego de atender mis obligaciones?.
    Las obligaciones limitan mi flexibilidad para invertir.
  • Mi patrimonio acumulado: ello equivale al respaldo que cuento para enfrentar situaciones adversas
  • Mis reservas en efectivo: el efectivo permite aprovechar oportunidades de inversión o salvarnos de emergencias de gastos.

- Mi actitud depende de:

  • Preferencia o aversión a tomar riesgos: ¿Cuántas veces me la juego
    ante un posible negocio?, o quizás ¿suelo ser en extremo cauteloso?
  • Mis conocimientos sobre inversiones financieras / cultura
    financiera: es normal ser reticente para invertir en instrumentos o
    alternativas que no conozco o no termino de entender.

Sí no lo ha hecho ya, tómese unos minutos en evaluar su perfil de
riesgo. Hay múltiples encuestas al respecto (ver por ejemplo la sección
educación financiera en www.mcifperu.com). El resultado lo guiará mejor
al decidir como invertir; antes que otros le digan en que invertir.
¿Conoce ya usted su perfil?

 

 

Leer comentarios ( )