Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

¿Cómo está la economía peruana?

Ya tenemos información del primer trimestre de la economía peruana. Veamos una visión general del estado de la economía. La producción creció 2.3%, una cifra menor que la registrada en los cuatro trimestres previos. El objetivo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es crecer por lo menos 4% este 2019 ¿Es posible?

El análisis del PBI puede hacerse por el lado del gasto, pues las empresas producen más cuando las personas gastan más. Y se trata de producir más para aumentar la recaudación tributaria y crear más empleo ¿Y quiénes gastan? Los consumidores, los inversionistas y el gobierno; la suma de ellos es la demanda interna. Cuando se le suma la demanda externa (exportaciones) obtenemos la demanda agregada o total.

¿Qué está pasando con el gasto? el gasto de consumo privado, que explica más del 70% de la demanda interna, creció 3.4%, por debajo del registro de los últimos dos trimestres de 2018. La inversión privada solo lo hizo en 2.9%, por debajo del 4.4% de 2018. La inversión pública disminuyó 11%.

Parecen muchos números. Sin embargo, en términos simples lo que está pasando es que la demanda interna, que incluye al consumo (público y privado) más la inversión (pública y privada) solo creció 1.7%, cuando durante 2018 creció 4.3%. Ahí está el problema. La demanda interna no ha crecido lo que se esperaba en el primer trimestre. Recuperar el consumo es clave.

Más aún, si pensamos en el resto del año, la meta del MEF parece casi imposible. La razón es que cuando se alude a lo ocurrido en un trimestre se compara con igual período del año previo. En el segundo trimestre de 2018, la demanda interna creció 6.2% (la mayor del año), por lo que la cifra del segundo trimestre de este año será baja, por lo obtenido en el período de comparación. Como la cifra fue alta difícilmente podrá lograrse un número mayor que 2 o 3%. Eso nos haría pensar que en el primer semestre de 2019 bordearemos un 3% de crecimiento, aproximadamente.

El otro tema preocupante es que si dividimos a la inversión privada en minera y no minera, observamos lo siguiente: la minera creció 36.7% y la no minera cayó 0.5%. El problema es que aquella que ha disminuido es la que más empleo genera. Esta tampoco es una buena noticia. No olvidemos que más del 70% del empleo en el Perú se genera en pequeñas empresas de menos de 10 trabajadores. Peor aún si no se vislumbran nuevos proyectos mineros para este 2019.

Inclusive si pensamos en la demanda externa, las exportaciones se redujeron en 6.6% en el primer trimestre; lo positivo es que las no tradicionales (20% del total exportado) crecieron en 2.9%. Sin duda, la guerra comercial entre China y los Estados Unidos está influyendo en el deterioro del sector exportador tradicional.

En el lado positivo, se mantiene el control de la inflación y el adecuado manejo de las finanzas públicas, manifestado en una reducción del déficit fiscal. Por lo tanto, no todo es negativo. La economía peruana tiene solidez a nivel macroeconómico a pesar de las cifras del primer trimestre. Sin embargo los resultados económicos no son suficientes, pues la idea es que los mismos se reflejen en un mayor bienestar de los ciudadanos y hay que admitir que en esos aspectos, el gobierno está en debe.

 

 

Leer comentarios ( )