Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Política Monetaria y Cambiaria: preguntas a los candidatos

El 28 de julio asumirá la presidencia del Perú quien resulte ganador de las elecciones del 10 de abril (o junio en caso haya segunda vuelta). Demás está decir que deberá tomar una serie de decisiones; una de ellas está relacionada con el rol del Banco Central (en adelante, BCR) y la política monetaria.

El 28 de julio asumirá la presidencia del Perú quien resulte ganador de las elecciones del 10 de abril (o junio en caso haya segunda vuelta). Demás está decir que deberá tomar una serie de decisiones; una de ellas está relacionada con el rol del Banco Central (en adelante, BCR) y la política monetaria.

Actualmente el BCR es una entidad independiente del poder ejecutivo, más específicamente del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y, de acuerdo con su ley orgánica está prohibido de una serie de cosas, como por ejemplo, financiar al fisco (prestarle dinero al MEF para financiar déficit fiscales), establecer tipos de cambio múltiples, etc. Además, tiene como objetivo único la estabilidad monetaria, entendida como el logro de una tasa anual de inflación de 2% con un margen de error de 1%, es decir, la meta es ubicar la inflación anual entre 1% y 3%. El esquema se denomina “metas explícitas de inflación” (del inglés, inflation targeting). Una función adicional consiste en intervenir en el mercado cambiario para evitar cambios bruscos en el precio del dólar (tipo de cambio), sin alterar su dirección; si tiene que subir por razones de mercado, pues subirá; lo que el BCR hace es suaviza su aumento. Lo mismo ocurre si tiende a la baja, como ocurrió entre 2002 y 2013.

Los candidatos deberían, con el objetivo de reducir la incertidumbre, responder, al menos en el campo monetario, las siguientes preguntas: 

  1. ¿Seguirá el BCR siendo una entidad independiente del poder ejecutivo?
  2. ¿Mantendrán el mismo sistema de “metas explícitas de inflación”? Si la respuesta es afirmativa, ¿alterará la meta?
  3. Seguirán con la idea que la estabilidad monetaria es el objetivo único del BCR o agregarán, como es el caso de los Estados Unidos y otros países, otros objetivos, como el pleno empleo y el crecimiento económico.
  4. ¿Se mantendrá la tasa de interés de referencia interbancaria, como la principal herramienta de la política monetaria?
  5. ¿Cómo se determinará el tipo de cambio? ¿seguiremos con el sistema de flotación administrada o sucia? 
  6. En caso la respuesta a la pregunta anterior sea afirmativa, ¿seguirá el BCR la política de vender dólares y disminuir posición de cambio para evitar aumentos bruscos en el tipo de cambio? No olvidemos que el BCR ha disminuido posición de cambio de manera considerable el año pasado.
  7. ¿Quién sería el presidente del BCR?

Entiendo que, en caso haya cambios, ello supone alterar la ley orgánica del BCR; ¿no sería saludable que los electores sepamos las respuestas a las preguntas anteriores con el fin de reducir la incertidumbre y tener mayores elementos para la votación?

Desde luego que existen muchas preguntas adicionales en el tema monetario, pero los electores necesitamos respuestas, por lo menos, a las 7 cuestiones planteadas. También es cierto que en caso se requieran modificaciones constitucionales, quien resulte ganador deberá trabajar en el congreso para lograr su aprobación. Y esa es una tarea que debe hacerse al comienzo del gobierno. La experiencia enseña que de no hacerse en los primeros meses, la probabilidad de realizarla es menor.

De este modo, cada candidato debe tener un programa listo a aplicar, así como el equipo de especialistas para hacerlo desde el primer minuto del nuevo gobierno. De lo contrario volveremos a lo de siempre: varios meses de diagnósticos que una vez terminados, simplemente ya no se pueden implementar. La clave está en reducir la improvisación y aumentar la predictibilidad. ¿Estamos preparados?  

 

 

Leer comentarios ( )