Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Realidades y Promesas Electorales

Conforme las semanas pasan, las promesas electorales aumentan. Ya es parte de nuestra historia que los candidatos ofrezcan cada vez más y digan “lo que la gente quiere escuchar”. Sin embargo, como electores debemos separar “lo que se quiere y desea hacer” de “lo que se puede hacer”.

Conforme las semanas pasan, las promesas electorales aumentan. Ya es parte de nuestra historia que los candidatos ofrezcan cada vez más y digan “lo que la gente quiere escuchar”. Sin embargo, como electores debemos separar “lo que se quiere y desea hacer” de “lo que se puede hacer”. Ninguna lista es exhaustiva y no pretendo que esta lo sea, pero ahí van algunos hechos referidos a la economía peruana y que quien gane las elecciones deberá enfrentar:

En primer lugar, si algo caracteriza a la economía peruana hoy, es el aumento en el precio del dólar y como consecuencia de ello, al menos en parte, la cada vez mayor inflación. No hay ninguna señal que nos haga pensar que ambas tendencias se van a revertir en el corto plazo. La pregunta es: ¿qué harían los hoy candidatos con el tipo de cambio y la inflación, en caso de llegar a ser gobierno?

En segundo lugar, la posición externa negativa. Con el objetivo de simplificar la idea, lo anterior significa que el país importa más de lo que exporta. Entran menos dólares de los que salen. ¿Qué hará el nuevo gobierno para enfrentar la situación? ¿Cómo aumentará las exportaciones si sabemos que el 80% son tradicionales, cuyos precios dependen de los mercados externos y no de lo que pase dentro?

En tercer lugar y más allá de los problemas de medición, sabemos que la desaceleración continuará al menos un par de años más. Crecer a un menor ritmo implica una elevación de los ingresos tributarios más o menos, en la misma proporción. ¿Cómo el gobierno que se instalará el 28 de julio cumplirá con sus promesas si “tendrá menos dinero en caja”? ¿De dónde saldrá el dinero? Recuerden que los problemas comienzan cuando las promesas no se cumplen y se arguye que “no se sabía lo mal que estábamos”.

En cuarto lugar, la posición fiscal es negativa. Sin entrar en tecnicismos esto significa que el gobierno ha venido gastando por encima de sus ingresos y la diferencia se cubre con deuda (externa o interna). ¿Qué decisión se tomará respecto de este punto? ¿Habrá un ajuste para gastar menos?

En quinto lugar, sabemos que la electricidad viene subiendo de precio y que la caída en el precio del barril del petróleo no se refleja en una mayor caída de la gasolina. ¿Qué hará el triunfador de las elecciones al respecto?

Son solo algunos puntos de una larga lista. La cuestión es la siguiente: ¿cuál será el plan de corto plazo a aplicar a partir del 28 de julio de 2016? Hasta ahora solo escuchamos enunciados gaseosos más relacionados con el largo que con el corto plazo. Pero lo que hay que hacer es actuar de manera inmediata. Si decidieron ser candidatos es porque tienen un equipo que sabe qué hacer. ¿Podríamos conocer al equipo en materia económica de cada uno de los candidatos? ¿Quiénes serían sus ministros de economía y presidentes del banco central? Puede agregar, estimado lector, muchas preguntas más. 

 

 

Leer comentarios ( )