Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

¿Por qué no se deja subir el tipo de cambio?

De acuerdo con información del BCRP, quisiera presentar dos datos claves: 1) Entre diciembre de 2014 y el 12 de noviembre de 2015, el tipo de cambio aumentó 41.9% en Brasil, 27.8% en Colombia y 11.6% en Perú. 2) Entre diciembre de 2014 y el 10 de noviembre de 2015, la posición de cambio, esto es, los dólares disponibles que tiene el BCR para evitar aumentos bruscos en el tipo de cambio, disminuyeron de US$ 35 368 a US$ 25 811 millones.

De acuerdo con información del BCRP, quisiera presentar dos datos claves:

1. Entre diciembre de 2014 y el 12 de noviembre de 2015, el tipo de cambio aumentó 41.9% en Brasil, 27.8% en Colombia y 11.6% en Perú.

2. Entre diciembre de 2014 y el 10 de noviembre de 2015, la posición de cambio, esto es, los dólares disponibles que tiene el BCR para evitar aumentos bruscos en el tipo de cambio, disminuyeron de US$ 35 368 a US$ 25 811 millones de dólares. Esto significa que el BCR ha vendido en menos de 10 meses, 10 mil millones de dólares para evitar una elevación mayor del tipo de cambio.

La pregunta es la siguiente: ¿por qué el BCR no deja subir más el tipo de cambio, como ocurre en Colombia y Brasil? Desde mi punto de vista hay dos razones que determinan el “miedo a soltar” el tipo de cambio:

1. El temor al “traslado” del aumento en el tipo de cambio a la inflación. Sabido es que en el Perú los aumentos en el precio del dólar se reflejan en incrementos en precios de los bienes y servicios. Una hipótesis es que el BCR para evitar que eso ocurra y pueda cumplir con su meta de inflación anual (2% +/- 1%), neutraliza todo lo que puede los aumentos en el tipo de cambio. Y para ello vende dólares disminuyendo la posición de cambio.

2. El alto grado de dolarización financiera, es decir, el porcentaje de los préstamos de los bancos que están en dólares a personas (naturales y jurídicas) que obtienen sus ingresos en soles. Es verdad que ha disminuido de más de 80% de los préstamos hace 14 años a más de 30% hoy, pero todavía es un porcentaje alto. La hipótesis es que un aumento en el tipo de cambio puede originar que muchos no puedan pagar (pues necesitarían más soles para comprar los dólares) y ello puede generar una crisis financiera. Entonces, sigue el razonamiento, se evita vendiendo dólares y así el tipo de cambio sube menos de lo que debería subir.

El problema es que para que el BCR pueda seguir vendiendo dólares, tiene que disponer de ellos; si bien es cierto ahora vende a un ritmo de mil millones de dólares mensuales, ya no tiene 35 mil millones de dólares en posición de cambio (como tenía hace 10 meses), sino 25 mil. Por lo tanto, es esperable que cada vez venda menos y con ello igual suba el dólar, aunque a un ritmo menor. Ni modo que se quede sin posición de cambio.

El otro argumento es que si nuestros vecinos han visto aumentar su tipo de cambio mucho más que el nuestro, entonces sus exportadores son más competitivos que los nuestros. Pensemos en un exportador colombiano. Hoy, por cada dólar que genera, recibe 27.8% más pesos que los que recibía hace 10 meses; en el caso peruano, solo 11.6% más soles. Los incentivos a exportar más, son menores en el Perú con relación a Colombia.

¿Cómo salimos de esta trampa? ¿Qué piensa usted, estimado lector?

 

 

Leer comentarios ( )