Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Banco Central y tipo de cambio

El Banco Central (en adelante, BCR) tiene como objetivo único mantener la estabilidad monetaria, entendida esta como el logro de una meta inflacionaria anual de 2% +/- 1%. Además, compra o vende dólares para evitar una excesiva volatilidad en el tipo de cambio.

El Banco Central (en adelante, BCR) tiene como objetivo único mantener la estabilidad monetaria, entendida esta como el logro de una meta inflacionaria anual de 2% +/- 1%. Además, compra o vende dólares para evitar una excesiva volatilidad en el tipo de cambio. Esto significa que si el tipo de cambio va a bajar por razones de mercado, el BCR no irá en contra de la tendencia; solo evitará que la caída sea brusca, tal como ocurrió en la primera década de este siglo.  Lo mismo es válido cuando la tendencia es hacia el aumento. El BCR no “lo tiene que bajar cuando sube” sino moderar el ritmo de aumento, nada más.

De esta manera y en términos de impacto sobre la población, sus principales objetivos son dos: mantener la estabilidad monetaria (no hay peor daño que la inflación) y evitar fluctuaciones bruscas en el tipo de cambio.

Entre 2003 y 2012 la tendencia del tipo de cambio fue hacia la baja; inclusive llegó a 2.55 soles por dólar luego de haber estado en 3.55 soles por dólar en 2001. Cada vez que la “bajada era considerada brusca” el BCR compraba dólares para atenuar la caída y esos dólares así adquiridos iban a una cuenta llamada “posición de cambio”, que es parte de las reservas internacionales. Ahora tenemos 25,000 millones de dólares en esa cuenta, aunque en reservas el saldo alcanza los 62 mil millones de dólares. La diferencia proviene de dos fuentes: encajes bancarios en dólares y depósitos en dólares del sector público en el BCR. Se entiende que estos dos últimos componentes no pertenecen al BCR; de ahí que realmente “solo” tenga los 25,0000 millones mencionados. Y, ¿para qué sirven? Pues justamente para lo que viene haciendo ahora: vender dólares cada vez que considera que el aumento fue brusco, es decir, “suavizar el aumento” pero no evitarlo.

¿Qué pasó? El entorno económico externo cambió. Hasta 2012 los altos precios de las materias primas, entre otros factores, determinaron un aumento de los ingresos por exportaciones; esto, sumado al crecimiento de la inversión extranjera directa y otras razones, inundó de dólares el país; la mayor oferta disminuyó el tipo de cambio; BCR compró y creció la posición de cambio.  Esto significa que la posición de cambio aumenta cuando el entorno externo es favorable, dado que ello se refleja en un mayor ingreso de dólares al país.

Cuando el contexto externo cambió desde 2012, graficado en la desaceleración china, se redujo el monto de dólares disponibles en el país, pues cayeron nuestras exportaciones. La menor cantidad de dólares aumentó el tipo de cambio y el BCR vendió dólares para evitar aumentos bruscos y redujo la posición de cambio. Desde enero de este año, el BCR ha vendido 1000 millones de dólares mensuales para evitar aumentos bruscos en el tipo de cambio. Tenía 35 mil millones a diciembre de 2014 y ahora tiene 25 mil millones.

¿Por qué preocupa? Porque parece que tardará el nuevo ciclo de crecimiento en precios de las materias primas, pues no hay ninguna señal de mejoría sostenida de la economía mundial, por lo menos por dos o tres años más. Entonces, el BCR debe cuidar la posición de cambio y no puede vender dólares al mismo ritmo al que lo ha venido haciendo en los últimos 10 meses. ¿Ello significa que el tipo de cambio seguirá subiendo? Pues todo indica que sí.   ¿Qué hacer? En primer lugar, no endeudarse en dólares y menos aún si obtiene sus ingresos en soles. En segundo lugar, aceptar que la decisión llevará a aumento en precios, pues las empresas que usan insumos importados enfrentarán un dólar cada vez más caro. ¿No debería estar este tema en el debate de los candidatos a la presidencia?

 

 

Leer comentarios ( )