Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

¿Por qué la economía se mantiene desacelerada?

La economía peruana no retoma el crecimiento. Los estimados de los analistas apuntan a un crecimiento como máximo de 3% para este año. ¿Qué está ocurriendo y qué puede suceder? En primer lugar, la economía peruana tiene dos grandes motores y uno auxiliar: los dos primeros son la inversión privada y las exportaciones, mientras que el tercero es la inversión pública. De acuerdo con el BCR, los datos son los siguientes:

  1. Inversión privada: disminuyó -1.6% en 2014 y -3.9% en el primer trimestre de 2015.

  2. Exportaciones: disminuyeron -1% en 2014 y – 3.1% en el primer trimestre de 2015.

  3. Inversión pública: disminuyó -2.4% en 2014 y -26.5% en el primer trimestre de 2015.

Los tres motores están apagados; como consecuencia el crecimiento está dependiendo solo de los consumos público y privado. Ambos han crecido 5.0% y 3.6% respectivamente en el primer trimestre de 2015. La pregunta es la siguiente: ¿cómo se financian si no hay crecimiento?  La opción más  evidente parece ser el aumento en el crédito bancario, opción que tiene un límite y que se puede observar a partir del crecimiento de la morosidad bancaria.

Es cierto que el entorno económico externo no juega a favor. A la crisis griega se ha sumado el colapso de la burbuja de acciones en China y la casi segura subida de la tasa de interés en los Estados Unidos en setiembre. Súmele usted, amable lector, el fenómeno del niño que a juzgar por los especialistas será fuerte. Una prueba de ello que ya estamos viendo es el aumento en los precios de los alimentos debido a cambios climatológicos. Parece una “tormenta perfecta”.

También es verdad que al revisar cifras mensuales, de no ser por el crecimiento en el mes de abril, que se debió a dos minas, Toromocho y Constancia, el crecimiento económico  entre enero y mayo se hubiera ubicado por debajo de 1%.

Mientras tanto, las medidas tomadas por el MEF, como la reducción de la “tramitología”, están en el camino correcto, pero tienen un horizonte de largo plazo. En el corto plazo,  tal como la mayoría de economistas coincide se requieren medidas de reactivación de la demanda vía políticas contracíclicas, esto es políticas expansivas que aumenten el gasto de la economía. ¿Es posible implementarlas? El MEF tiene dinero ahorrado, por lo que dinero hay. ¿Cómo explicar entonces la caída de la inversión pública en el primer trimestre de 2015? ¿No será que la inversión privada no retoma el crecimiento por la falta de credibilidad y ausencia de medidas concretas de estímulo en el corto plazo, más aún en un año prelectoral? ¿Por qué no se hizo alusión al tema económico en el discurso del 28 de julio? La inacción no es lo recomendable en estas circunstancias. ¿Qué piensa usted lector?

 

 

 

Leer comentarios ( )