Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Proyecciones Economía Peruana: Continúa la desaceleración

No había pasado una semana en la que el FMI había proyectado un crecimiento de 3.6% para el Perú este año y el BCR, en la presentación de su Reporte de Inflación de octubre 2014, pronosticó solo 3.1%.

No había pasado una semana en la que el FMI había proyectado un crecimiento de 3.6% para el Perú este año y el BCR, en la presentación de su Reporte de Inflación de octubre 2014, pronosticó solo 3.1%. La secuencia de proyecciones, cada vez peores, de organismos oficiales, tanto internacionales como nacionales, genera preocupación. 

Veamos algún detalle. La economía peruana tiene dos motores de crecimiento: la inversión privada y las exportaciones. El siguiente cuadro presenta las variaciones porcentuales de algunas variables en 2013 y las proyecciones del BCR para 2014. No incluyo 2015, pues al ser un año prelectoral es complicado pensar en una reactivación, a pesar del “nuevo optimismo”. 

2013 y estimado 2014

(Variaciones porcentuales) 

 

2013

2014

Demanda interna

7.0

3.3

Consumo Privado

5.3

4.6

Consumo Público

6.7

6.5

Inversión Privada

6.4

-0.4

Inversión Pública

12.1

0.0

Exportaciones

-0.9

-3.3

Importaciones

3.6

-1.9

PBI

5.8

3.1

Fuente: BCR, Reporte de Inflación, octubre 2014.

La inversión privada caerá en 0.4%, mientras que la inversión pública no crecerá; mientras tanto las exportaciones se contraerán en 3.3%. Ahora, la pregunta es la siguiente, ¿cómo creceremos 3.1%? ¿No debería ser una cifra menor? Más allá de ello, sigamos revisando algunos números. Las exportaciones (medidas en millones de dólares) estuvieron por encima de 45 mil millones de dólares en 2012, mientras que se espera ahora que solo alcancen la cifra de 37 914 millones, una caída de 16% en solo dos años. Esto se debe no solo a la caída de precios de los minerales que exportamos, sino a su consecuencia, que es la reducción en el volumen exportado, algo que se refleja en la postergación de una serie de proyectos de inversión. 

Si las inversiones y las exportaciones no crecen, lo que sostiene el crecimiento son los consumos, que, dada la desaceleración, están sostenidos en crédito, situación que no es sostenible en el mediano plazo. Y es que los bancos están inundados de liquidez, pero al mismo tiempo no tienen a quién prestarle. Hace unos días se anunció que 100,000 personas naturales habían dejado de ser sujetos de crédito.  Por eso las medidas de política monetaria no surten efecto: proveen de liquidez a un sistema bancario que ya tiene liquidez y en exceso.

Es cierto que la desaceleración es un fenómeno mundial, pero caben dos observaciones: la primera es que las economías avanzadas ya muestran una ligera recuperación, lo que podría incidir en una elevación de las tasas de interés en los Estados Unidos con la consiguiente salida de capitales (dólares) del Perú y de toda América Latina, algo que influirá en un eventual aumento en el tipo de cambio.   La segunda es que cuando se observan países y no promedios regionales, se observa, por ejemplo, que en América Latina, Colombia, Panamá y Bolivia logran sortear la desaceleración económica mundial. ¿Por qué no el Perú? Existen  muchas repuestas pero desde mi punto de vista la virtual ausencia de liderazgo político nos está pasando la factora.  Un último punto: a menor cifra de crecimiento este año, puede esperarse una mayor el siguiente, simplemente por un rebote estadístico. Al comparar con una cifra baja, cualquier mejoría tendrá un impacto estadístico relevante.  A lo mejor en eso se sostienen las proyecciones de 5% para 2015, algo que considero poco realista. 

 

 

Leer comentarios ( )