Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Pobreza en Perú en 2011

A fines de mayo de 2012, el INEI publicó datos actualizados sobre la pobreza en el Perú al 2011. El método usado fue el de las líneas de la pobreza monetaria (ver post anterior para una explicación). Los principales hallazgos del informe son los siguientes:

A fines de mayo de 2012, el INEI publicó datos actualizados sobre la pobreza en el Perú al 2011. El método usado fue el de las líneas de la pobreza monetaria (ver post anterior para una explicación). Los principales hallazgos del informe son los siguientes:

  1. En 2011 la pobreza afectó al 27.8% de la población peruana, lo que significa que esa proporción de peruanos podían gastar menos que el costo de una canasta de consumo compuesta por alimentos y no alimentos (salud, educación, vivienda, etc.). 
  2. Medida por el mismo método, el porcentaje de pobres fue de 42.4% en 2007 y 27.8% en 2011. 
  3. La población puede dividirse en urbana y rural. En las áreas urbanas, la pobreza afectó al 18% de la población, mientras que en las rurales llegó a 56.1% en 2011. 
  4. La incidencia de la pobreza varía por regiones: en la costa afectó al 17.8% de la población, mientras que en la sierra y en la selva a 41.5% y 35.2% de la población de cada región. 
  5. En 2011 los departamentos más pobres del país fueron Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Huancavelica y Huánuco, mientras que aquél con menor incidencia de pobreza fue Madre de Dios. 
  6. La pobreza extrema fue de 6.3% en 2011, definida como aquellas personas cuyo gasto fue menor que una canasta básica compuesta solo por alimentos. 
  7. La pobreza extrema afectó más a zonas rurales (20.5% de la población), comparada con las áreas urbanas (1.4% de la población). 
  8. La costa presentó 1.2% de los pobres extremos, mientras que en la sierra y la selva los porcentajes fueron de 13.8% y 9.0%, respectivamente. 
  9. Los departamentos con mayor concentración de pobres extremos fueron Apurímac, Cajamarca y Huánuco. 

Los resultados presentados son los más saltantes.  Desde luego que usando otros métodos de cálculo se puede llegar a otros resultados (ver post anterior). Sin embargo, la información presentada por el INEI también permite establecer ciertas relaciones; en primer lugar, el 50% de los pobres y el 69.2% de los pobres extremos mayores de 15 años tienen como mayor nivel de estudios algún año de primaria  o no tienen ningún nivel educativo; en segundo lugar, el 67% de los pobres no tiene servicios higiénicos, el 45% no tiene acceso a agua potable y el 27% no cuenta con luz eléctrica. En tercer lugar, la pobreza es mayor a menor edad; es decir, alcanza a casi 40% entre los menores de 0 a 14 años  de edad. En las zonas rurales supera el 70%. En cuarto lugar y si tomamos en cuenta a la población, los pobres están concentrados en la sierra (49.0%) al igual que los pobres extremos (71.3%). 

La importancia de la información presentada radica en el diseño e implementación de políticas sociales, tanto focalizadas como universales. Educación y salud son sectores que requieren de una reforma, tanto de cobertura como de calidad; el acceso a servicios básicos es la otra clave; y ambos requieren de la presencia del Estado. Preocupa que la mayor incidencia de la pobreza esté en niños, que son el futuro del país y los llamados a sostener el crecimiento futuro. 

Tampoco es complicado saber por dónde comenzar, pues la información descrita, presenta un mapa de la pobreza: sierra rural, educación y salud dirigida a niños y en general mayor presencia del Estado; recursos existen; a lo mejor falta mejorar la gestión del Estado, en especial en zonas con problemas más críticos, pues el sentido común señala que debemos comenzar por los que peor están.

["Economía para todos" se publica todos los viernes.]

 

 

Leer comentarios ( )