Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

La crisis financiera de los Estados Unidos (parte 2)

En agosto de 2007 estalló la crisis financiera en Estados Unidos y otros países avanzados de Europa; un año después, en setiembre de 2008, la quiebra de una serie de instituciones financieras en los Estados Unidos amplificó la crisis en un contexto caracterizado por un pánico financiero global.

En agosto de 2007 estalló la crisis financiera en Estados Unidos y otros países avanzados de Europa; un año después, en setiembre de 2008, la quiebra de una serie de instituciones financieras en los Estados Unidos amplificó la crisis en un contexto caracterizado por un pánico financiero global.

La crisis consistió en un virtual colapso del sistema financiero de
Estados Unidos, por lo que también es identificada como una crisis
crediticia
. El estallido de la burbuja inmobiliaria en el tercer
trimestre de 2006 determinó una disminución en el precio de las
viviendas y con ello un deterioro del valor de los títulos respaldados
en hipotecas de baja calidad. Los préstamos habían sido vendidos y
revendidos a través de un proceso llamado titulización a entidades
financieras no bancarias como los bancos de inversión, en Wall Street
La incertidumbre respecto del valor de los títulos respaldados por
hipotecas generó una corrida de los acreedores de entidades financieras
con altos niveles de apalancamiento. Las manifestaciones más visibles a
nivel mundial fueron la paralización de los mercados financieros, los
masivos programas de rescate del sistema financiero por parte de los
gobiernos y las caídas de la actividad productiva y el empleo.  

La crisis combinó una serie de factores. En sus inicios, el rasgo
distintivo fue una burbuja inmobiliaria alimentada por un boom
crediticio. El sistema financiero otorgó créditos hipotecarios a un
segmento de alto riesgo, denominado subprime, que antes no tenía acceso
al crédito. El sistema financiero fue el motor de la burbuja. Ello fue
posible debido a dos factores: en primer lugar, cambios en los
mecanismos de regulación y supervisión financiera. El marco legal
permitió el florecimiento de un nuevo modelo de negocio bancario,
denominado originar y distribuir. En segundo lugar, el crecimiento de
los derivados financieros. Las innovaciones financieras crearon una
nueva industria financiera, caracterizada por la aparición de productos
financieros complejos, exóticos y opacos, que lograron que lo riesgoso
apareciera como seguro
. El desarrollo de ambos hechos ocurrió a partir
de la década de los ochenta, pero la profundización ocurrió en la
segunda parte de la década de los noventa. Los avances en las
tecnologías de la información, en especial el internet, fueron factores
claves en el desarrollo.  La titulización aumentó la interconexión de
los sistemas financieros, pues facilitó que inversionistas de todo el
mundo compraran títulos de alta ingeniería financiera que contenían los
créditos hipotecarios subprime. El estallido de la burbuja
inmobiliaria  marcó el inicio de la crisis.

Toda crisis es el resultado de una combinación de factores en un
momento determinado. En el caso de la crisis de 2007, la mezcla de
factores determinó la formación de una burbuja inmobiliaria. La
historia, como ha sido revisado en entregas anteriores, contiene
variedad de ejemplos de burbujas en los precios de los activos. El
elemento común es el patrón similar que termina en un estallido. La
diferencia radica en que algunas burbujas han determinado crisis
financieras y otras no.    

Las primeras manifestaciones de la crisis aparecieron a fines de 2006,
como un problema  focalizado en un segmento del  sistema de
financiamiento hipotecario de viviendas de los Estados Unidos, conocido
con el nombre de subprime o hipotecas de alto riesgo.  Hasta ahí era
conocida con la expresión  crisis de las hipotecas subprime o crisis
inmobiliaria
.  En términos simples, un conjunto de clientes
hipotecarios del sistema financiero dejaron de pagar sus deudas. Las
hipotecas son un activo para los bancos que pueden ser vendidas a
cambio de efectivo; la pérdida de valor de las mismas, debido al
incumplimiento de pagos, determinó problemas para las entidades
prestamistas, que en principio fueron enfrentadas por las autoridades
monetarias sin mayor éxito. En el segundo semestre de 2008 quiebra el
sistema financiero debido a una extendida insolvencia, en especial de
los bancos de inversión, emblemas de Wall Street.  La bancarrota de
banco de inversión Lehman Brothers, el 15 de setiembre, detonó la
amplificación de la crisis hacia los mercados financieros globales.
Dicho de otro modo, la crisis inmobiliaria había dado paso a una crisis
financiera mundial. En la siguiente entrega veremos qué es un deudor
subprime y por qué estalló la burbuja.

 

 

Leer comentarios ( )