Módulos Temas Día

Economía para todos Carlos Parodi Carlos Parodi

Política fiscal y crisis financiera

La política fiscal es una parte de la política económica y consiste en el uso del gasto público y de la tributación para influir en la economía. En el Perú, la política fiscal está a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas y sus lineamientos pueden encontrarse en el Marco Macroeconómico Multianual 2012-2014 (la última versión es la de agosto de 2011) (1). Ahí aparecen los principios de la política fiscal, entre los que destacan lograr un equilibrio fiscal, reducir la deuda pública como porcentaje del PBI, entre otros.

La política fiscal es una parte de la política económica y consiste en el uso del gasto público y de la tributación para influir en la economía. En el Perú, la política fiscal está a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas y sus lineamientos pueden encontrarse en el Marco Macroeconómico Multianual 2012-2014 (la última versión es la de agosto de 2011) (1). Ahí aparecen los principios de la política fiscal, entre los que destacan lograr un equilibrio fiscal, reducir la deuda pública como porcentaje del PBI, entre otros.

En los últimos años y como consecuencia de la crisis de 2008, diversos gobiernos del mundo diseñaron e implementaron programas de estímulo económico, cuyo objetivo era aumentar el gasto público para incentivar la demanda y reactivar la economía. Así, la política fiscal ha tenido un rol activo como herramienta para enfrentar la crisis. Algunos gobiernos financiaron el mayor gasto público con ahorros anteriores denominados superávit fiscales, mientras que otros lo hicieron a través de mayor deuda. 

¿Cómo afecta al PBI la política fiscal? Como el PBI es un indicador de cuánto se produce, puede analizarse por el lado de la demanda, es decir, quién compra el PBI. Existen dos posibilidades no excluyentes: la demanda externa (exportaciones del país) y/o la demanda interna, que tiene cuatro componentes: consumo privado, consumo público, inversión privada e inversión pública, denominados fuentes de gasto o de demanda. La suma de la demanda interna más la externa se denomina demanda agregada. Alterando cualquiera de los cinco componentes se influye sobre el PBI. Los gobiernos, a través de la política fiscal, inciden directamente sobre el gasto público (consumo e inversión pública) e indirectamente sobre el consumo, la inversión privada y las exportaciones, en estos últimos casos a través de los impuestos.  

La política fiscal que aumenta la demanda agregada se denomina expansiva, mientras que si la reduce recibe el nombre de restrictiva. En el diseño de la política fiscal, los gobiernos tienen diversas prioridades en cada momento del tiempo, como, por ejemplo, el aumento en el gasto social en cualquiera de sus rubros (2). Sin embargo, el aumento en el gasto público debe tener como contrapartida un aumento de los impuestos o una expansión de la base tributaria, pues de lo contrario solo queda aumentar la deuda pública con el riesgo de caer en una situación de sobreendeudamiento. 

La crisis financiera internacional de 2008 impactó de manera negativa sobre el consumo, la inversión y el comercio internacional (exportaciones e importaciones). La caída de los tres componentes afectó al PBI. Entonces los gobiernos respondieron tratando de aumentar el PBI a través del estímulo fiscal, es decir, una política fiscal expansiva (mayor gasto público y/o menores impuestos) para contrarrestar las reducciones en el gasto privado. En términos simples, la política fiscal intentó suavizar los efectos de la recesión generada por la crisis. Cuando un gobierno no tiene ahorros previos, entonces se endeuda para implementar el estímulo fiscal. 

El problema con la respuesta fiscal en algunos países ha sido el aumento de la deuda pública y del déficit fiscal (gastos públicos mayores que los ingresos públicos). En el caso peruano, entre el 2007 y el 2008, el gobierno ahorró dinero, que fue usado en el programa de expansión fiscal de 2010 para enfrentar los impactos de la crisis. En el 2011 ahorró un equivalente a 2% del PBI para implementar una política fiscal expansiva con ese ahorro en este año 2012. Más aún, la deuda pública es baja. Como porcentaje del PBI pasó de 47.1% en 2003 a 21% en 2011, cifras pequeñas si las comparamos con las de Estados Unidos (100%) y la Eurozona, donde excede a 70% en todos los países, llegando a 200% en Grecia.

(1) El Marco Macroeconómico Multianual se publica dos veces al año y contiene proyecciones para los tres años siguientes y es revisado por el Banco Central de Reserva. Puede descargarse en  la página del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

(2) Debe entenderse que no solo se trata de gastar más sino de gastar mejor; la gestión pública es clave.


["Economía para todos" se publica todos los viernes.]

 

 

Leer comentarios ( )