Módulos Temas Día

Economía aplicada Juan Mendoza Juan Mendoza

La inverosímil cronología de la Interoceánica (por Juan Mendoza)

La confesión de Jorge Barata sobre la coima a Alejandro Toledo por los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur ha causado un terremoto en la política nacional. A la natural vergüenza de haber tenido un presidente corrupto se le agrega el que la Interoceánica es un elefante blanco. En efecto la pérdida social de haber hecho la IIRSA Sur podría superar los 6 mil millones de dólares. Ver mis artículos del 25 de julio de 2015 ( http://goo.gl/tI38ib) y 11 de febrero de 2017 (http://goo.gl/UWQPX5) para más detalles sobre el dispendio en la carretera.

Con Toledo prófugo, uno se pregunta por qué sus ministros o los miembros de Proinversión no se opusieron al despropósito que era la Interoceánica. Peor aún, uno queda sorprendido de constatar que en el gobierno de Toledo se hizo todo lo posible para que la carretera viera la luz del día contra viento y marea. En particular, llama la atención que a la Interoceánica se le haya eximido del SNIP, que se haya elevado el techo de endeudamiento público y que se haya ignorado las objeciones de la Contraloría en múltiples ocasiones.

Sin embargo, los sucesos del 4 de agosto de 2005, día en que se firmaron los contratos de la Interoceánica, merecen una urgente explicación de nuestras autoridades. Recordemos que el 23 de junio se había dado la adjudicación de la buena pro de los tramos 2, 3 y 4 de la carretera. Los tramos 2 y 3 fueron ganados por un consorcio conformado por Odebrecht, Graña y Montero, JJC Contratistas Generales e ICCGSA. El tramo 4 fue adjudicado a Andrade Gutierrez, Camargo Correa y Queiroz Galvao. A continuación, la cuasi fantástica cronología de lo ocurrido el 4 de agosto de 2005.

1. A las 10:00 de la mañana del 4 de agosto, en el salón Sevillano de Palacio de Gobierno, “se instaló el Comité de PROINVERSIÓN para dar inicio al cierre de la licitación y la firma de los contratos de concesión, tal y como consta en el “Acta de Fecha de Cierre de los Tramos 2, 3, y 4” de Proinversión.

2. A las 10:15 “el Presidente del Comité”, Sergio Bravo Orellana, “recibió la información de que se había recibido en mesa de partes de PROINVERSIÓN a las 10:02 horas” un Oficio de la Contraloría de fecha 3 de agosto en que se oponía a la firma del contrato pues Odebrecht, Queiroz Galvao y Graña y Montero tenían juicios con el Estado peruano lo que las imposibilitaba de contratar de acuerdo a la legislación entonces vigente.

3. A las 10:40, “el Comité dispuso (…) suspender el proceso de firmas hasta que se cuente con las instrucciones correspondientes del Consejo Directivo” de Proinversión.

4. A las 12:30, según un reportaje de Cuarto Poder, el Consejo Directivo de Proinversión, presidido por PPK, se reúne en el MEF. Participan de la reunión Carlos Ferrero, José Ortiz y René Cornejo.

5. A las 13:05 se suspende la sesión del Consejo Directivo.

6. A las 13:27 se reanuda la sesión del Consejo Directivo pero ahora en Palacio de Gobierno. En el curso de 18 minutos, tal y como obra en la página 44 del Informe Pari de Junio de 2016, el Consejo realiza las siguientes acciones:
a) “…se comunicó a las empresas de las observaciones de la Contraloría y ellas respondieron por escrito”;
b) “…se le solicitó al asesor legal de Proinversión una opinión y este la respondió por escrito”;
c) “ …se solicitó una opinión legal de un estudio jurídico externo, se seleccionó al estudio y este alcanzó su respuesta”. Este estudio era el del doctor Juan Monroy.

7. A las 13:45 el Consejo Directivo de Proinversión expide el acuerdo 109-01-2005 que concluye que las objeciones de la Contraloría no son válidas y que se debe proceder con la firma de los contratos de concesión.

8. A las 13:50 se continúa con el proceso de firmas. Toledo, sus ministros, Barata y sus socios participan de la ceremonia de firmas en Palacio de Gobierno.

¿Es realmente creíble que en el curso de 18 escasos minutos se hayan podido realizar todas las acciones descritas en el punto 6 líneas arriba? ¿Cómo así, en apenas 1080 segundos, se solicitó la opinión del estudio Monroy, el estudio analizó el caso, recabó la información necesaria, emitió y redactó su opinión, y la hizo llegar, en físico, a la mesa de partes de Proinversión? ¿Es posible, en 18 minutos, absolver una consulta legal tan importante, redactar la opinión correspondiente y llevar la carta desde la Calle Roma 376, donde se ubica el estudio Monroy, a las oficinas de Proinversión en Canaval y Moreyra 150?

Si ello sucedió, la sesión del Consejo Directivo de Proinversión del 4 de agosto debería ser la más eficaz, así haya sido para firmar contratos lesivos, de la historia del hombre sobre la tierra. Sin embargo, el sentido común sugiere que el Consejo Directivo de Proinversión del 4 de agosto no hubiera podido, con las leyes de la física del universo en que vivimos, haber completado todas las acciones que se detallan en el acuerdo 109-01-2005.

El propio abogado Juan Monroy, en su testimonio en la Comisión Lava Jato del 27 de febrero, niega categóricamente haber sido capaz de redactar la opinión legal que sirvió de sustento al acuerdo del Consejo Directivo de Proinversión del 4 de agosto de 2005. En las palabras de Monroy:

“(…) es que todo ocurre en 18, 20 minutos y todo eso bueno. Yo estoy afirmando desde el comienzo que este documento que yo produzco, debe haber sido entregado o el 9 o el 10 de agosto. Yo, hace doce años que ocurrió esto. Yo no tengo el documento. Si ahí en esa acta dice que es el mismo 4 [de agosto] es una mentira, porque no hay absolutamente nada que pruebe que eso ha ocurrido.

Además, no puede ocurrir por la cantidad de información que hay en la consulta. Es una consulta que es materialmente imposible que alguien la haya hecho. Inclusive es imposible que alguien se haya anticipado ¿por qué? Porque es el 3 de agosto cuando llega el oficio de la Contraloría diciendo ´tengan cuidado, no vayan a contratar con tal y tal porque tiene dificultades´ cuando ellos deciden hacer la consulta, Presidente. Entonces, se pone uno a trabajar y hace eso.

Si ahí aparece que el día 4 tiene un informe, eso es absolutamente falso, no tiene absolutamente nada que ver conmigo, lo estoy sabiendo en este acto, y se lo ratifico. ¿Por qué? Porque es un imposible. Este documento no puede trabajarse así. No puede uno ir a partida registral. Son cinco expedientes judiciales, seis en realidad expedientes judiciales que hay que revisar.
(…)
…y cuando aparece ahí en el acta que ese 4 de agosto hay una consulta, todo lo que hay es un pedido. No hay absolutamente ninguna consulta porque es imposible, es materialmente imposible. No hay que jugar con los tiempos. No hay que hacer ucronías. No tiene ningún sentido. Este trabajo que yo hice, para esta consulta, puede haber tomado 6 u 8 días, señor congresista. Eso es lo que toma, además, para cualquier persona razonable y diligente.”

¿Qué dicen nuestras autoridades? ¿Nos podrían decir la verdad por favor? ¿Hubo presiones de Toledo en Proinversión? ¿Por qué parece que, lejos de oponerse a la Interoceánica, Proinversión marchó al ritmo de la samba que Barata le tocaba a Toledo? ¿No es hora ya de decir realmente lo que pasó? El sueldo que ganan nuestras autoridades, así como las enormes pérdidas causadas por la Interoceánica, salen del bolsillo del ciudadano.

Juan Mendoza, 28 de febrero de 2017.

El Acta de Fecha de Cierre de Proinversión está en: http://goo.gl/Plbt1J
El vínculo al reportaje de Cuarto Poder es:  http://goo.gl/W0dZOQ
El informe Pari se puede encontrar en:  http://goo.gl/EGWbuw
Parte del testimonio de Juan Monroy:  http://goo.gl/ZlsSUy

 

 

Leer comentarios ( )