Módulos Temas Día

e-strategia José Kusunoki Gutiérrez José Kusunoki Gutiérrez

Cinco cosas que puedes hacer ahora en Internet para atraer más clientes

Yo creo que la mejor manera de explicarles esto es contándoles la historia de Juan Pérez. Él abrió un restaurante en San Isidro. Su idea era que todos los oficinistas de Corpac y aledaños, pruebe sus menús (que el pensaba eran): buenos, ricos, baratos y abundantes.

Sin embargo, un par de meses después las ventas no crecían, estaba ajustado, su capital se acababa y no veía que la situación mejorara.

Si todo seguía así se iría a la quiebra. Tendría que cerrar su negocio y se pasaría los próximos años buscando maneras de pagar sus deudas. ¿Qué hizo Juan Pérez para potenciar su negocio?

Yo creo que la mejor manera de explicarles esto es contándoles la historia de Juan Pérez. Él abrió un restaurante en San Isidro. Su idea era que todos los oficinistas de Corpac y aledaños, prueben sus menús (que el pensaba eran): buenos, ricos, baratos y abundantes.

Sin embargo, un par de meses después las ventas no crecían, estaba ajustado, su capital se acababa y no veía que la situación mejorara.

Si todo seguía así se iría a la quiebra. Tendría que cerrar su negocio y se pasaría los próximos años buscando maneras de pagar sus deudas. ¿Qué hizo Juan Pérez para potenciar su negocio?

  1. Se dedicó a conocer su público: empezó a frecuentar Foursquare, ahí encontró todos los restaurantes aledaños, pero mejor aún, encontró los comentarios que los comensales habían dejado. Tanto del resto como del suyo. Entendió que les gustaba y disgustaba. Todavía mejor aún, ¡qué le faltaba! Así, por ejemplo, descubrió que había una gran demanda de delivery.
  2. Conversó: luego de identificar a sus potenciales comensales, comenzó a conversar con ellos. Empezó a comentar y responder los tips que dejaban en otros restaurantes y en el suyo, y les comentó sus mejoras y sus ventajas comparativas.
  3. Creó un sitio web: uso un servicio gratuito como WIX y le bastó con colgar su menú completo. Además de anunciar sus precios y ofertas fijas. Así, cualquiera que quería recomendarlo, podía compartir el enlace de su restaurante y saber rápidamente sus precios.
  4. Identificó influyentes: usando la aplicación móvil de Twitter, comenzó a buscar palabras clave en su negocio: “almuerzo”, “almuerzo rico”, “menús feos”, “menús ricos”, etc. Todo esto al medio día (hora a la que la mayoría de los oficinistas empiezan a coordinar dónde comer). En las opciones de búsqueda activó el filtro “cerca de ti” y empezó a ver “quién era quién” a la hora del almuerzo. Así identificó a quienes tenían más seguidores, quiénes obtenían más respuestas y empezó a conversar con ellos y  a darles ofertas especiales para que prueben sus platos.
  5. Anunció: con un presupuesto bastante modesto, usó Google Adwords. De esa manera a toda la gente que desde su celular buscaba: “menus en San Isidro” a la hora del almuerzo, les aparecía un anuncio de su local, con la dirección clara y referencias. Paralelamente invirtió otro poco en Facebook. Una de las ventajas que descubrió fue la de poder segmentar el público y así su anuncio, por muy poco dinero, llegó justo a aquellos a los que quería que llegue.

 Claves

Seguro que no todos ustedes, quienes me leen, tienen un restaurant. Sin embargo, hay claves transversales para todos:

  • Es imperativo salir de tu zona de comfort. La Internet les da una serie de herramientas pero depende de ustedes contextualizarlas y usarlas para su beneficio.
  • Uno debe aprender a desarrollar la capacidad de “pensar fuera de la caja”. Si lo convencional no está dando resultado es hora de buscar nuevas soluciones y, créanme, la Internet es un repositorio de las mismas.
  • Independientemente de la industria en la que se encuentren, uno debe empezar siempre por conocer su público. Ahora, felizmente, además tenemos herramientas que no solo nos permiten conocerlo sino conversar con él.
  • Hay un mito que debemos derribar, anunciar no es ni caro, ni complejo. Hay muchas plataformas que nos brindan mucha efectividad y a un costo realmente mínimo.

Finalmente, como siempre, siéntanse libres de escribirme vía LinkedIn, sugerirme temas y contarme cómo les fue con las sugerencias.

 

 

Leer comentarios ( )