Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Finanzas familiares en épocas escolares

Fines de enero, marca el inicio de una de las etapas más estresantes para todos los padres que tienen hijos en la edad escolar y es que hay que cubrir un largo listado de obligaciones relacionadas con el regreso al colegio. Inscripción, pensión de febrero, útiles, uniformes, zapatos, zapatillas, etc., son unos de los cuantos ítems que obligan sí o sí a desembolsar efectivo.

Fines de enero, marca el inicio de una de las etapas más estresantes para todos los padres que tienen hijos en la edad escolar y es que hay que cubrir un largo listado de obligaciones relacionadas con el regreso al colegio. Inscripción, pensión de febrero, útiles, uniformes, zapatos, zapatillas, etc., son unos de los cuantos ítems que obligan sí o sí a desembolsar efectivo.

Cómo afrontar esta etapa (y no morir en el intento) requiere un alto grado de planificación financiera y la adopción de algunas medidas que alivien la presión al bolsillo de la familia.

Vamos con el primer punto. Superar esta etapa implica, previamente, haber planeado cómo afrontar los gastos. Importante son decisiones tales como: ahorrar para estos gastos un porcentaje mensual de los ingresos en una cuenta de ahorros, o separar de las gratificaciones o de las utilidades, los fondos suficientes para cubrir estos desembolsos, ambas son alternativas igualmente válidas; pero qué pasa si no se pudo (o no se quiso) tomar estas medidas? Entonces, le aconsejo que tome un crédito personal a 12 meses y con estos fondos, cubra los gastos escolares y amortice mensualmente el crédito, de tal manera que al terminar de cancelarlo, ya está listo para pedir uno adicional que cubra los gastos del siguiente proceso de matrícula y así sucesivamente. Debe observar que esta propuesta es similar a la que indiqué líneas arriba (separar un porcentaje de sus ingresos) sólo que esta vez, esta acción se verá acompañada con el pago de intereses, el cual alguno podría apuntar es el precio de no haber planificado adecuadamente.

Bueno, con lo anterior puede ayudarse a costear los gastos; pero también puede, como ya mencionamos al principio de esta entrega, adoptar simples medidas que ayudarán a reducir el estrés a su billetera. Son sencillas y de fácil adopción y las voy a clasificar en ex ante y ex post, no sin antes agradecer a mi esposa con sus atinadas sugerencias (¡gracias Aury!)

Empecemos con las que se pueden tomar antes del inicio de clases:

  • Previo a las compras escolares, revise lo que sus hijos usaron el año anterior para saber qué sacar de la lista. Muchas veces el uniforme, zapatos, mochila, lonchera, cartucheras, etc. están en buen estado.
  • En  el caso del uniforme y zapatos, no sólo revise que esté en buen estado, sino que pruébeselos para saber si aún le queda. Por lo anterior, le aconsejo, al menos en el caso de las prendas  del uniforme, comprarlas un poco más holgadas.
  • Júntese con otros padres de familia para comprar los útiles escolares en lugares que hacen un buen descuento cuando las compras son al por mayor.
  • De la lista de libros, revise cuáles podría heredar del hermano o familiar o, incluso, averiguar en dónde podría comprarlos de segunda mano.

 En cuanto a las que puede adoptar durante las clases, resaltan estas dos:

  • Prepare una buena  lonchera para que no tengan que gastar en quioscos o comedores.
  • Coordine que por turnos un padre/madre de la zona se encargue de llevar a los chicos al colegio y de esta manera se evita en gastar en movilidad. A esta modalidad los americanos le llaman carpooling.

¡Listo!, espero que les sirva y les pido disculpas por haberme desviado de los tópicos que normalmente trato en el blog; pero creo que la época y la importancia del tema lo ameritaban.

 

Twitter: @finance_rules

 

 

Leer comentarios ( )