Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

La estructura de capital de la empresa: Aspectos introductorios

Tal como lo hemos estado repitiendo en anteriores entregas, uno de los objetivos de las Finanzas, es responder a la pregunta de cómo financiar los activos permanentes del negocio. Observe que he dicho activos permanentes y no coyunturales, pues, estos se financian con recursos de corto plazo (i.e. líneas de crédito con proveedores y pagarés a plazos menores de un año).

Tal como lo hemos estado repitiendo en anteriores entregas, uno de los objetivos de las Finanzas, es responder a la pregunta de cómo financiar los activos permanentes del negocio. Observe que he dicho activos permanentes y no coyunturales, pues, estos se financian con recursos de corto plazo (i.e. líneas de crédito con proveedores y pagarés a plazos menores de un año). Los activos estructurales, tienen que financiarse con recursos de largo plazo: deuda mayor a un año y capital de los accionistas para poder calzar el plazo de los fondos con la permanencia de los activos. Un aparte, esta lección financiera básica, muchas veces, no es respetada por los responsables financieros; lo que lleva, a esas firmas, a serios problemas, o inclusive, a la quiebra. En simple, uno no puede financiar la compra de un activo fijo con un pagare a 90 días, ¿no?

Regresemos a la cuestión básica; cuál es la proporción de deuda y capital (equity) que es la más conveniente para la firma. La respuesta, como mucho en esta vida, es fácil decirla; pero, difícil de llevarla a la práctica. Debemos encontrar la combinación de deuda y equity que maximice el valor de la firma.

Sin embargo, y, tal como veremos en entregas posteriores, en un contexto de un mercado de capitales perfecto, el valor de la empresa, no depende de la estructura de capital del negocio. Un aparte, se dice que existe un mercado de capitales perfectos cuando el precio de los activos financieros es justo y no existen impuestos ni costos de transacción. A esta conclusión arribaron los economistas Modigliani y Miller (sí, aquellos que elaboraron las famosos proposiciones M&M a finales de la década de 1950 y, por las cuales, Modigliani ganó el premio Nobel de Economía en 1985). Es fácil de entender que en un mundo sin impuestos, el flujo de ingresos derivados de unos activos dados será igual, sin importar si fueron financiados por terceros o, los accionistas hayan aportado en parte, o totalmente, los  fondos para adquirirlos.

Entonces, si la estructura de capital influye sobre el valor del negocio, esta debe originarse en imperfecciones del mercado (ya hemos visto que en un mercado perfecto, la estructura de capital del negocio no tiene importancia). La primera imperfección a la que debemos dirigir nuestra atención es, entonces, la existencia de impuestos y el papel que juega la deuda en la reducción de los mismos. Tampoco hay que dejar de lado, los costos de financiamiento, no los intereses, sino, el costo explícito e implícito que una empresa asume cuando decide tomar deuda (i.e. el costo de quiebra), ni las modificaciones en los incentivos para la gerencia cuando una firma se apalanca.

Por lo tanto, la ruta que vamos a transitar para explicar la importancia de la estructura de capital de la firma, está bien delineada. Primero, vamos a tratar la estructura de capital en un mercado de capitales perfecto, luego, trataremos sobre la existencia de imperfecciones en dicho mercado, para culminar cubriendo el impacto de los costos inherentes al apalancamiento financiero.

 

Twitter: @finance_rules

 

 

Leer comentarios ( )