Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Planeación Financiera: El Estado de Resultados

Como discutimos en las entregas pasadas, el Flujo de Tesorería (FT), sirve a la gerencia financiera para saber cuándo y cuánto dinero faltará o sobrará en los próximos 12 meses y, también, dijimos que la proyección debe estar en estrecha relación con los planes estratégicos de la firma. Un aparte, si a usted le preguntan qué es un plan estratégico,  diga, simplemente, que es un documento que muestra hacia dónde va la industria en los próximos 3 ó 5 años, e indica cuál es la posición que la empresa desea tener dentro de esta.

Como discutimos en las entregas pasadas, el Flujo de Tesorería (FT), sirve a la gerencia financiera para saber cuándo y cuánto dinero faltará o sobrará en los próximos 12 meses y, también, dijimos que la proyección debe estar en estrecha relación con los planes estratégicos de la firma. Un aparte, si a usted le preguntan qué es un plan estratégico,  diga, simplemente, que es un documento que muestra hacia dónde va la industria en los próximos 3 ó 5 años, e indica cuál es la posición que la empresa desea tener dentro de esta.

De la misma manera, proyectar el Estado de Resultados (ER), servirá para que los clientes internos (gerencias y accionistas) y externos (proveedores, acreedores, SUNAT y potenciales accionistas), sepan si la empresa está o no ganando dinero. Recuerde que el ER acumula todos los ingresos y los gastos (no costos) incurridos a lo largo de un período determinado. Es decir, si el ER está fechado al 30 de junio, pues, este acumulará todos los ingresos y gastos que la empresa ha hecho desde el 1 de enero hasta el 30 de junio. ¿Por qué decimos que gastos y no costos?  Pues, es que para el ER, sólo importan los costos que han contribuido a generar ingresos y, a estos, se les denominan gastos. Por ejemplo, los costos de los productos que han ido al inventario, no son registrados en el ER.
Para proyectar el ER se necesitan básicamente dos insumos, a saber, el Estado de Situación Financiera (ESF) del año anterior y, al igual que en el FT, un estimado de las ventas para el próximo año. Asimismo, siga la regla que establecimos para la periodicidad de la proyección en el FT, si las ventas son estacionales o no siguen un patrón regular, entonces elabore las proyecciones del ER en forma mensual.
El método más sencillo que se utiliza es el denominado “porcentaje de ventas”, en el cual, primero, se proyecta las ventas y, luego, se expresan las diversas partidas del ER como porcentajes de las ventas proyectadas, utilizando usualmente las proporciones que se observaron en el ER del año anterior. Imaginemos que, para el caso de la dulcería que empezamos a desarrollar en la entrega anterior, los porcentajes sobre las ventas son como siguen:
Recuerde que, estimamos que las ventas para ese período serían de S/.594 188. Utilizando este dato y los porcentajes de la tabla, podemos, rápidamente, proyectar el ER del próximo año:
Fácil, ¿no?, el problema es que al hacer variar los gastos con las ventas, estamos suponiendo, implícitamente, que todos los gastos son variables y eso, usted lo sabe bien, no es lo que experimentamos en la vida real. Precisamente, los conceptos del apalancamiento operativo y financiero, están basados en que, al existir costos fijos, la empresa se beneficia cuando aumentan las ventas y se perjudica cuando estas se reducen. En el caso de la proyección del ER, el utilizar esta técnica, hace que las utilidades se subestimen cuando las ventas son altas y se sobreestimen cuando estas se reducen.
Lo anterior, nos lleva al otro método que, comúnmente, se emplea cuando se proyecta el ER, el cual toma en cuenta la existencia de costos fijos y variables dentro de la estructura de costos de la empresa.
En la próxima entrega, explicaremos con mayor detalle y con el desarrollo de un caso práctico, este método de proyección.
Twitter: @finance_rules

 

 

Leer comentarios ( )