Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

El flujo de tesorería: Un caso práctico

Estamos listos para aplicar todo lo que vimos en la entrega anterior a un caso práctico.

Supongamos que usted tiene una cadena de dulcerías en Lima y vende, principalmente, postres tradicionales peruanos (arroz con leche, mazamorra morada, etc.) y desea elaborar el flujo de tesorería (FT) para el próximo año. Recuerde que este sirve, principalmente, como instrumento para saber el momento y la cantidad de dinero sobrante o faltante en el corto plazo. En el primer caso, le permitirá planificar con tiempo cómo agenciarse de la cantidad faltante, en tanto que, en el segundo escenario, podrá gestionar la colocación de los excedentes de caja. 

Estamos listos para aplicar todo lo que vimos en la entrega anterior a un caso práctico.

Supongamos que usted tiene una cadena de dulcerías en Lima y vende, principalmente, postres tradicionales peruanos (arroz con leche, mazamorra morada, etc.) y desea elaborar el flujo de tesorería (FT) para el próximo año. Recuerde que este sirve, principalmente, como instrumento para saber el momento y la cantidad de dinero sobrante o faltante en el corto plazo. En el primer caso, le permitirá planificar con tiempo cómo agenciarse de la cantidad faltante, en tanto que, en el segundo escenario, podrá gestionar la colocación de los excedentes de caja. 

Los dos primeros pasos para proyectar el FT, el cual, no olvide, debe estar ligado al plan estratégico del negocio, es contar con el Estado de Situación Financiera (ESF) de fines del año anterior y con los supuestos en ventas y costos para los siguientes 12 meses. Los cuales, se presentan a continuación:

Es pertinente notar que las ventas son 100% al contado. Preste atención, también, a las notas que acompañan el presupuesto de ventas. La compra de los insumos, que representan el 50% de las ventas, se hacen al crédito (75% a 30 días), la tabla que está debajo de insumos, es el desembolso en efectivo que la firma realiza cuando adquiere los insumos de sus proveedores. Los gastos de administración y ventas son al contado. La empresa proyecta comprar, en el mes de octubre, equipos adicionales por un valor de S/.50 000. La caja mínima que la empresa desea mantener, es el equivalente a 5 días venta. 
La proyección resultante se presenta en la tabla siguiente:
La periodicidad de la proyección es mensual debido a la estacionalidad de las ventas. Para su elaboración, se ha utilizado el formato presentado en la entrega anterior. El pago de los impuestos consignado, se ha obtenido de la proyección del Estado de Resultados que presentaremos en una próxima entrega. El pago de intereses, se obtiene de multiplicar la deuda bancaria consignada en el ESF por la tasa de interés. No se considera que en ese año se producirán amortizaciones del principal.
Tal como puede ver, hasta el mes de octubre, período en el que se adquiere equipo adicional, la situación de caja del negocio, es superavitaria. Así, por ejemplo, para el mes de junio, la firma tiene S/.31 813 de efectivo, de los cuales, sólo necesita como caja mínima, S/.8 500; lo que hace que cuente con un superávit de S/.23 314, que el tesorero debe ver dónde colocará para obtener rendimientos financieros.
Centremos ahora nuestro análisis para el último trimestre del año:
Recuerde que en el mes de octubre, la empresa adquirió equipos por S/.50 000. Observe que lo hizo 100% con recursos propios, es decir, no tomó deuda para efectuar esta compra. Esto, obviamente, afectó al saldo de efectivo del negocio, pues, ocasionó déficits de caja que tuvieron que ser financiados con recursos de corto plazo. Por ejemplo, para ese mes, la empresa requiere tener S/.8 844 de caja mínima; pero, tiene un déficit de S/.2 172, lo que significa, que el tesorero deberá gestionar S/.11 016 en recursos de corto plazo, para cubrir las necesidades de caja del negocio. Lo mismo ocurre para el mes noviembre, aunque, el déficit disminuye a poco más de la mitad (S/.6 245).
Probablemente, usted se preguntará el por qué la firma decidió no utilizar deuda para comprar los equipos. Bueno, parece ser que lo hizo, porque tenía claro, por la proyección del FT, que el bache financiero sería de corto plazo (sólo duraría dos meses) y, que al final del período de proyección, la empresa sería nuevamente superavitaria. Esto es un claro ejemplo de la utilidad de realizar una buena proyección del FT.
En la próxima entrega, nos ocuparemos de la teoría que subyace a la proyección del Estado de Resultados.

Twitter: @finance_rules

 

 

Leer comentarios ( )