Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Determinando la tasa de descuento de un proyecto (parte 1)

Para empezar, debemos tener claro lo siguiente:


Uno. La tasa de rendimiento que se le exige a un proyecto está en función directa a su riesgo y no al de la empresa que lo ejecuta (si es posible, tatúeselo en la frente para que nunca se le olvide).

Para empezar, debemos tener claro lo siguiente:

Uno. La tasa de rendimiento que se le exige a un proyecto está en función directa a su riesgo y no al de la empresa que lo ejecuta (si es posible, tatúeselo en la frente para que nunca se le olvide).

Dos. Las tasas de descuento que debemos obtener son el WACC y el COK, para descontar el FCL y el FCA, respectivamente.

Tres. El COK, es decir, la tasa de rentabilidad que exigen los accionistas por invertir su dinero en el proyecto, es la única variable que necesitamos determinar.

El WACC, no nos olvidemos, viene dado por esta fórmula:

tasadedescuento1.jpg

Observe que la tasa de interés, que es la otra tasa que se considera en el WACC, es fijada por las instituciones financieras. En otras palabras, el proyecto es un tomador de precios, en lo que se refiere a lo que le cobra la institución financiera.

Cuatro. Para determinar el COK utilizaremos el modelo CAPM (ya sé, ya sé… este modelo no es santo de la devoción de muchos, pero nadie -en más de medio siglo- ha podido desarrollar una teoría alternativa que ligue, de manera tan simple y elegante, la rentabilidad y el riesgo). 

Por lo tanto, el COK del proyecto será determinado por la ecuación del modelo:

tasadedescuento2.jpg

Dado que los valores de la tasa libre de riesgo (

rf

) y la prima por riesgo de mercado (

r m- rf

) son datos que se pueden obtener fácilmente (paciencia, que ya les diré donde encontrarlos), es el 

β proy

. lo que debe hallarse para obtener la tasa de rentabilidad de los accionistas.

Llegado a este punto es necesario aclarar los significado de la tasa libre de riesgo (

r f

) y de la prima por riesgo de mercado (

r m- rf

):

  • r f

    , el primer elemento de la ecuación del CAPM, es la tasa de interés que paga el día de hoy (así, subrayado y en negrita) un activo libre de riesgo al plazo más cercano al del proyecto (también existe una interpretación alternativa, en donde el 

    rf

     es la tasa de interés que paga el activo libre de riesgo con el mayor plazo). Siéntase libre de decidir entre cualquiera de las dos aproximaciones, pero, teniendo en cuenta el principio de la consistencia, me inclino por utilizar la primera.
  • En la prima por riesgo de mercado (

    r m- rf

    ), 

    r m

     es la rentabilidad promedio anual que te entrega el mercado en el plazo más largo posible. Por su parte, 

    rf

     es la rentabilidad promedio anual que rinde el activo libre de riesgo, en el mismo plazo que el considerado para la rentabilidad del mercado. Debe resaltarse que lo que se busca es obtener una tendencia para, de tal modo, suavizar las volatilidades que se pueden dar en el corto plazo. Note por favor, que este  

    rf

     no es el mismo valor que el 

    rf

      que constituye el primer elemento de la ecuación
    (otra vez subrayado y en negrita para que nunca se le olvide).

    Asimismo, es conveniente aclarar si se debe utilizar el promedio aritmético o el geométrico. De acuerdo a Berk y Demarzo (Finanzas Corporativas, Pearson), este último es el más adecuado para describir el desempeño histórico a largo plazo de un activo, en tanto que el promedio aritmético se utiliza cuando se estima el rendimiento esperado de una inversión durante un horizonte futuro en función a su desempeño pasado. En conclusión, entonces, debe emplearse el promedio geométrico en la estimación de los elementos que conforman la prima por riesgo de mercado.

En la próxima entrega explicaré la ecuación Hamada, que nos permitirá desapalancar y apalancar los

β.

 

 

Leer comentarios ( )