Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

El ciclo productivo y el capital de trabajo

En la entrega anterior, definimos al Capital de Trabajo (CT), como las inversiones en activos corrientes, que debía realizar una empresa para financiar un ciclo productivo. Dijimos, también, que los activos corrientes, para efectos del CT, estaban constituidos por la sumatoria de caja, cuentas por cobrar e inventarios.

En la entrega anterior, definimos al Capital de Trabajo (CT), como las inversiones en activos corrientes, que debía realizar una empresa para financiar un ciclo productivo. Dijimos, también, que los activos corrientes, para efectos del CT, estaban constituidos por la sumatoria de caja, cuentas por cobrar e inventarios.

Ahora, toca explicar el concepto de Ciclo Productivo (CP) para tener
una cabal comprensión de lo que significa el CT, para luego proceder a
explicar cómo se puede estimar. Un aparte, al CP también se le conoce
en algunos textos como Ciclo Operativo.

El CP, es el número de días que va desde el momento que se compra
insumos, hasta el momento que se recibe el pago por la venta del
producto que se elaboró con estos insumos. Si usted fabrica bicicletas,
por ejemplo, el CP es el número de días que toma desde que compra los
insumos para manufacturar una bicicleta, hasta que le pagan la venta de
la misma.

A su vez, el CP está compuesto por la suma del Ciclo de Producción
(CProd), más el Ciclo de Cobranza (CC). Segundo aparte, al CC también
se le conoce como Ciclo de Venta. El CProd, es el número de días que
toma producir, siguiendo con el ejemplo anterior, la bicicleta y
venderla en tanto, que el CC, comprende los días que toma, desde el
momento que la vende hasta el día que le pagan esa venta. Gráficamente,
podemos ver al CP de esta manera:

plira_251110.jpg

Ahora, sí tenemos la definición completa y en términos simples del CT:
Son las inversiones que, en forma de caja, cuentas por cobrar e
inventarios, tiene que realizar una empresa para financiar el número de
días, que van desde que compra insumos, hasta que recibe la venta de
sus productos.

Aprovechemos esta definición, para aclarar un error común en cuanto al
manejo de CT. Se dice que una empresa que vende al contado, no necesita
CT. Esta afirmación es falsa. Veamos el gráfico de arriba para
entenderlo mejor: si una firma vende al contado, no tiene CC; pero sí
CProd. Es decir, de todas maneras, necesitará financiar el número de
días que le toma comprar los insumos y vender el producto. Otro punto
que es útil resaltar: si su empresa está considerando otorgar un mayor
número de días de crédito a sus clientes, entonces es fácil ver que su
CP, se incrementará al aumentar el CC, ergo su empresa requerirá más
CT. No es difícil de entender, que las necesidades de CT y el CP, están
directamente relacionadas (a mayor CP, entonces mayor necesidad de CT).

Regresemos al ejemplo anterior,  si su empresa demora 15 días en
fabricar y vender una bicicleta y, 30 días más para cobrar esa venta,
entonces, es claro que el CP de su negocio es 45 días. Siguiendo con la
definición de CT, podríamos entonces concluir que necesita financiar
caja, cuentas por cobrar e inventarios por ese número de días, ¿no?.
Efectivamente es así; salvo, que no estamos incluyendo un elemento que
nos ayuda a disminuir esos 45 días. ¡Aja!, no nos olvidemos de los
proveedores. Estos, al darle crédito, reducen la necesidad de financiar
los 45 días que tarda en producir, vender y cobrar su producto. Mírelo
así, supongamos que ha conseguido que sus proveedores le otorguen un
plazo de pago que, en promedio, suma 30 días. ¿Cambia en algo su
percepción de los días que debe financiar? Así es, pues ahora, sólo
necesita recursos para sólo 15 días, los otros 30, se los financiaron
los proveedores. En términos de la ecuación del CP:

plira2_251110.jpg

¿Lo ve más claro ahora?.

Nunca se olvide que tiene que financiar; esto es, conseguir recursos de
bancos o accionistas que cuestan, o de proveedores que no cuestan,
caja, cuentas por cobrar e inventarios, que le permitirá seguir
produciendo y vendiendo, mientras cobra a sus clientes.

Con todo lo desarrollado en este post, usted convendrá conmigo, que
seguir estos cinco consejos, hará su política de administración del CT
de su negocio más eficiente, pues apuntan a reducir la cuantía de la
inversión que debe realizar:

1.    Otorgue crédito sólo a los buenos clientes.
2.    Acelere las cobranzas. No dude, si la situación lo amerita, en dar descuentos por pronto pago.
3.    Mantenga sus inventarios al mínimo. Cambie stocks de mercadería “por si acaso me la pidan” a aquella de alta rotación.
4.    Tome crédito de proveedores al plazo más largo posible, siempre y
cuando no le genere costos financieros. Pero; por favor, ¡no abuse!
acuérdese que, así como usted puede imponer condiciones a sus
proveedores, sus clientes también lo pueden hacer con usted.
5.    Pero sobretodo, cuide que el plazo de los créditos que otorga a
sus clientes, sea menor que el de los créditos que tome de los
proveedores.

En el post siguiente, trataré los diversos métodos que se utilizan para estimar las necesidades de CT de la empresa.

 

 

Leer comentarios ( )