Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Los problemas de la pobre TIR

Indudablemente, puestos a elegir, la TIR es más intuitiva que el VPN. Esta facilidad en la comprensión del concepto, hace que exista un sesgo en su utilización por parte de los evaluadores de proyectos. Sin embargo, antes de que cante victoria, es necesario mencionarles que la TIR tiene dos problemas, que hacen que su ámbito de aplicación, se vea grandemente reducido.

Indudablemente, puestos a elegir, la TIR es más intuitiva que el VPN. Esta facilidad en la comprensión del concepto, hace que exista un sesgo en su utilización por parte de los evaluadores de proyectos. Sin embargo, antes de que cante victoria, es necesario mencionarles que la TIR tiene dos problemas, que hacen que su ámbito de aplicación, se vea grandemente reducido.

El primer problema, tiene que ver con su utilización en Flujos de Caja
No Convencionales (FCNC). Un aparte, un FC convencional (FCC) es aquel
en que sólo existe un cambio de signo, en tanto que un FC no
convencional, contiene más de un cambio de signo
. En términos gráficos,
la estructura de ambos FC sería así:

paul_lima22deoctubre.jpg

Observe que, en el primer caso, en ambas situaciones, sólo se pasa una
sola vez de salidas de efectivo (signo negativo) a entradas de efectivo
(signo positivo). En tanto que en el FCNC, las entradas y salidas se
alternan; lo que hace que en el gráfico, existan por lo menos, 3
cambios de signo.

Pues bien, tome nota, que teóricamente habrá tantas TIR, como cambios
de signo haya en el flujo de caja
.
Por lo que, de aplicar este
indicador de rentabilidad a un FCNC, nos encontraremos con más de una
tasa  de descuento, que hará que el VPN, sea igual a 0. Ahora, imagine
que está evaluando un proyecto, cuyo flujo de caja tiene dos cambios de
signo; usted sabe de antemano, que habrá por lo menos dos tasas de
descuento, que harán el VPN de ese flujo igual a 0. Suponga que su COK
es 10% y que la TIR1 sea 8%, en tanto que la TIR2, es 12%. ¿Cuál sería
su recomendación?, a ver, con la primera TIR, usted tendría que
rechazar el proyecto, mientras que con la segunda, debería recomendar
su aprobación. ¿Qué debería hacer frente a esta situación?, pues dejar
de utilizar la TIR como elemento de decisión y emplear el VPN.

Primera conclusión entonces, cuando evaluamos proyectos con FCNC,
debemos utilizar el VPN
.
Comprendido me dirá usted y, a continuación, 
podría preguntarme si cuando el FC es convencional podremos emplear,
indistintamente, el TIR y el VPN. Un momento, para contestar esto,
debemos explicar el segundo problema que tiene la TIR.

En términos simples, este problema se origina cuando se evalúa más de
un proyecto. En esta situación, la TIR puede entrar en contradicción
con el VPN. ¿Qué significa esto? pues, que si se está decidiendo entre
los proyectos A y B, la TIR te puede decir que el proyecto A es el
mejor, mientras que el VPN, te dice que el proyecto B debe ser el
elegido. ¿A qué indicador le creemos?, paciencia que más adelante se lo
digo.

Pero, antes es pertinente afirmar, que nos encontraremos frente a la
necesidad de evaluar más de un proyecto en sólo dos escenarios:

Uno. Al evaluar alternativas mutuamente excluyentes o proyectos AMES en
la jerga de  evaluación de proyectos. Se dice que, dos proyectos se
excluyen mutuamente, cuando al ejecutar uno, necesariamente, se debe
renunciar a hacer el otro. Un ejemplo claro de este tipo de situación,
es cuando tiene un terreno y dos proyectos para instalar allí.
Obviamente, si escoge hacer uno de ellos, debe dejar el otro.

Dos. Cuando existe lo que en Finanzas se denomina racionamiento de
capital. Esta situación, se origina cuando existen proyectos cuyos
montos de inversión, sobrepasan el presupuesto de la empresa (o el
CAPEX si quiere sofisticarse). Obviamente, lo que hay que hacer ahí, es
priorizar los proyectos que agreguen más valor a los accionistas.

Lo importante es que, en cualquiera de los dos casos, se tiene más de
un proyecto que evaluar. Y, es aquí, donde se produce la contradicción
entre el VPN y la TIR. Más aún, este problema se da, específicamente,
cuando los proyectos analizados tienen montos de inversión diferentes
o  presentan una diferente distribución temporal de la caja (en
términos simples, cuando por ejemplo, el proyecto A tiene los flujos de
caja más grandes pegados al inicio, en tanto que el proyecto B, los
tiene más pegados hacia el final).

Ahora sí, podemos contestar la pregunta que nos planteábamos líneas
arriba. Lo que hay que hacer, es basar nuestra decisión en lo que diga
el VPN (la demostración la haré en un próximo post, mientras tanto, le
pido que crea en mi palabra).

Segunda conclusión, cuando evaluemos más de un proyecto a la vez, debemos hacerle caso al VPN .

EN RESUMEN, SÓLO PODEMOS UTILIZAR LA TIR, CUANDO EVALUAMOS UN SOLO
PROYECTO QUE TENGA UN FLUJO DE CAJA CONVENCIONAL. ¿Lo desilusioné?,
bueno, es mejor que sea ahora y no cuando esté presentando a su
Directorio una evaluación basada, exclusivamente, en la TIR y alguien
empiece a hacerle observaciones embarazosas.

En la entrega siguiente empezaré a desarrollar el 2do. pilar de la evaluación de proyectos, esto es la Inclusión del Riesgo.

 

 

Leer comentarios ( )