Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Cómo construir el flujo de caja de un proyecto

Cuando evaluamos un proyecto, la proyección del flujo de caja, es de vital importancia para la toma de decisiones, pues ya sabemos que al final del día, lo único que interesa es cuánto dinero nos queda en el bolsillo.  Por lo tanto, el saber cómo construirlo puede representar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una aventura empresarial.

Cuando evaluamos un proyecto, la proyección del flujo de caja, es de vital importancia para la toma de decisiones, pues ya sabemos que al final del día, lo único que interesa es cuánto dinero nos queda en el bolsillo.  Por lo tanto, el saber cómo construirlo puede representar la diferencia entre el éxito y el fracaso en una aventura empresarial.

Empecemos diciendo que el flujo de caja de un proyecto, no es nada más
que la suma algebraica de tres flujos: el flujo de caja de la
inversión, el flujo de caja de la operación y el flujo de caja de
liquidación. El primero comprende el dinero gastado en activos fijos
(terrenos, edificaciones, maquinaria y equipo, vehículos, etc.),
intangibles (permisos, patentes, intereses pre-operativos, etc.) y
capital de trabajo; el segundo, detalla los ingresos y egresos en
efectivo que se producen durante el tiempo en los que el proyecto
entrega bienes o servicios; en tanto que el tercero, recoge las
entradas en efectivo que se generan cuando el proyecto termina y se
liquida, esto es, cuando se venden los activos fijos y se recupera el
capital de trabajo invertido. Visto gráficamente sería así:

500.jpg

El año 0, es el momento actual donde se tomará la decisión de invertir
o no en el proyecto. El lapso que va del año 1 al año n, representa la
vida útil del proyecto (o sea el tiempo en el que producirá bienes y
servicios) y al año n+1, se le denomina año de liquidación (aunque en
la práctica, muchos incluyen el año de liquidación dentro del último
año de vida útil del proyecto). Por otro lado, en el año 0 siempre
habrá una salida de efectivo (y de ahí el signo (-)), entre el año 1 y
el año n, los flujos pueden ser positivos (el proyecto tiene más
ingresos que egresos) o negativos (el proyecto tiene más egresos que
ingresos) y en el año de liquidación (año n+1) habrá una entrada de
efectivo producto de la venta de los activos fijos (para qué quiero
seguir conservando activos que ya no utilizaré?) y la recuperación de
capital de trabajo (para qué necesito invertir en capital de trabajo si
ya no produciré más?). Es importante notar que, a pesar que muchos
textos llaman al año 0, el año de la inversión, en realidad las
inversiones del proyecto pueden producirse entre ese año y el año n-1
(ampliación de capacidad, reemplazo de maquinaria, aumento o
disminución de capital de trabajo, etc.)

En lo que sigue, supondremos que todas las ventas y las compras se
hacen al contado y todo lo que se produce se vende. En difícil, lo que
estoy proponiendo es romper el principio contable del devengado (si no
se acuerda lo invito a que revise la entrega Caja o utilidad…¿qué
prefieren ustedes?
). Se que corro el riesgo que mencionen que todas
las empresas (y, por lo tanto, sus proyectos) reciben y otorgan
créditos por lo que mi asunción no se ajusta a la realidad. Permítanme
poner un ejemplo para ilustrar mi punto, traigamos a la vida un
proyecto al que llamaremos el proyecto X, este proyecto durará 10 años
y venderá S/.100,000 mensuales siguiendo esta estructura: 10% al
contado, 40% a 30 días y 50% a 60 días. Ahora proyectemos los ingresos
en efectivo mensuales:

501.jpg

Observe por favor a partir de qué mes las ventas se hacen iguales, no
importando las condiciones de venta pactadas con los clientes. A partir
del mes 3, ¿no?, ese es mi punto precisamente. No vale la pena
proyectar estructuras de ventas o compras al crédito si su impacto en
los ingresos en efectivo totales del proyecto, es marginal y sólo es
visible en el primer año. Pero si usted lo considera importante,
entonces no dude en considerarlo.

La próxima entrega les daré 5 consejos para que pueda armar un buen flujo de caja.

 

 

Leer comentarios ( )