Módulos Temas Día

De regreso a lo básico Paúl Lira Briceño

Crear valor

Si le pregunto para qué invierte su dinero en un negocio, ¿cuál sería su respuesta?...Piénselo un momento antes de contestarme... ¿ya tiene la respuesta?...fácil, ¿no? Invertimos en algo para hacernos más ricos. Por si acaso, ese algo también puede ser las acciones de una empresa.

Si le pregunto para qué invierte su dinero en un negocio, ¿cuál sería su respuesta?…Piénselo un momento antes de contestarme… ¿ya tiene la respuesta?…fácil, ¿no? Invertimos en algo para hacernos más ricos. Por si acaso, ese algo también puede ser las acciones de una empresa.

Bien, queda claro, entonces, que siempre debemos buscar oportunidades
de inversión cuyo resultado incremente nuestra riqueza. La siguiente
pregunta que tenemos que contestar es ¿en qué circunstancias esa
inversión nos hace más ricos?

Presten atención, pues lo que sigue, es
básico: NOS HACEMOS MÁS RICOS SI LA INVERSIÓN QUE HACEMOS CREA VALOR.
Si bien ya hemos escuchado este término, le apuesto que no hemos
pensado lo que significa desde el punto de vista de las finanzas.

En términos simples, “Crear valor” significa que la inversión en la que
usted ha puesto su dinero, le rinde más de lo mínimo que esperaba
ganar. Un ejemplo ayudará a aclarar mejor esta idea: Imaginemos que
usted invierte hoy $100 (a propósito, en finanzas “hoy” siempre es el
momento 0) y espera ganar como mínimo 10% por esa inversión. Esa tasa
de rentabilidad mínima, se conoce como el costo de oportunidad del
capital (COK en la jerga de las finanzas). No se preocupe por esto, en
otra entrega le explicaré, en profundidad, este concepto. Por el
momento, asumamos que ese 10% es un porcentaje que cayó del cielo.
Siguiendo con el ejemplo, dentro de un año usted espera obtener como
mínimo $110 por su inversión. Aquí le presento tres alternativas:

Alt. 1 La inversión le devuelve $115.

Alt. 2 La inversión le devuelve $110

Alt. 3 La inversión le devuelve $105

Recordemos, usted esperaba ganar $10, ¿no? En el primer caso, recuperó
la inversión ($100), recibió lo mínimo que esperaba ganar ($10) y
encima recibió $5 más. Esto significa que su inversión le creó valor
por $5 adicionales.  ¿Qué podemos decir de la alt. 3? Usted también
recuperó su inversión; pero sólo recibió $5 y esperaba $10. Es claro
que esa inversión no le generó beneficio alguno, sino más bien lo
perjudicó, esto es, destruyó valor. En  la alt. 2, la inversión le pagó
lo mínimo que esperaba y, por lo tanto, también le conviene.

En la práctica, ¿cómo un negocio que crea valor lo haría más rico?,
mírelo desde el punto de vista de una persona que quiere comprar su
inversión: si sabe que esta le da más de lo que espera como mínimo, ¿le
pagaría más o menos?, la respuesta es obvia. Lo contrario también es
cierto, si usted espera más de lo que realmente recibió, no estaría
contento con su inversión y, por lo tanto, estaría más que dispuesto a
deshacerse de ella vendiéndosela a otro interesado, el cual le pagará
menos de lo que usted invirtió. Listo, ahí tiene, la destrucción de
valor hizo que su inversión valiera menos y, por lo tanto, disminuyó su
patrimonio, es decir lo hizo menos rico.

Ojo, esto es para su libro…obtener rentabilidad, no implica que se esté
creando valor. Observe que en los tres escenarios se obtuvo
rentabilidad: 15%, 10% y 5%, respectivamente; pero sólo en la alt. 1 se
creó valor.

Ya lo sabe entonces y repítalo siempre como un mantra: ¡ME HAGO MÁS RICO SÓLO SI INVIERTO EN NEGOCIOS QUE GENEREN VALOR!

 

 

Leer comentarios ( )