Módulos Temas Día

CAFÉ TAIPÁ Milton Vela Milton Vela

Crisis "Norman & Taylor", errores que deben pasar de moda.

crisis-norman-taylor-aristoteles-picho.jpg
Ayer, buena parte el Perú lamentaba la partida del gran Aristóteles Picho, y a las pocas horas sucedió algo increíble en la red social. Uno de esos posts que quiere aprovechar coyunturas se burla del gran actor, ridiculizándolo, y se desata una de las más fuertes reacciones contra una marca de ropa que saltó de Twitter a los medios masivos en tiempo récord.

crisis-norman-taylor-aristoteles-picho.jpg

Ayer, buena parte el Perú lamentaba la partida del gran Aristóteles Picho, y a las pocas horas sucedió algo increíble en la red social. Uno de esos posts que quiere aprovechar coyunturas se burla del gran actor, ridiculizándolo, y se desata una de las más fuertes reacciones contra una marca de ropa que saltó de Twitter a los medios masivos en tiempo récord.

Lo sucedido con Norman & Taylor es uno de esos casos que ninguna
marca quisiera experimentar, pero no exagero si digo que hay muchas que
están expuestas todos los días y siguen haciendo méritos para caer.
Marcas que pueden tener miles de fans, que pueden estar invirtiendo
esfuerzo y dinero en fortalecer su red social, creyendo que están
haciendo un buen marketing digital, inclusive con acciones offline y
eventos, pero que si tienen en el mapa solo a sus clientes como
stakeholders y solo a la visión comercial como centro de su negocio,
están alimentando todos los días una bomba de tiempo.

No voy a
ahondar en las investigaciones de Juan Carlos Luján y Marco Sifuentes,
el primero dejó claro desde el arranque que la supuesta fan page
apócrifa tenía una gestión bastante actualizada e interactiva para
serlo; el segundo, ha demostrado que la relación de Norman & Taylor
con el blog www.notesabesvestir.com ,supuesto responsable, es
innegable.

Entonces, ¿Qué puede hacer una marca en medio de una
crisis de imagen que tiene a la opinón pública en general en contra,
líderes online, periodistas, medios masivos, etc.?

norman-taylor-crisis.jpg

Según Twtrland, estos los tuits que generaron más reacción hasta ahora sobre el tema, líderes de opinión y periodistas que complican seriamente la reputación de la marca.

Tres pasos para empezar a recuperar el control

  1. Frente a las hechos innegables, la marca debería reconocer el error como propio,
    ya que cualquier vínculo comercial con otra marca o comunidad (en este caso “no
    te sabes vestir”) supone una responsabilidad. Además, ya está
    comprobado
    que tanto Norman & Taylor como los bloggers de “no te
    sabes vestir”, tienen relación directa con CREDITEX.

  2. Se debería humanizar al máximo la actitud de la empresa,
    por lo que ayudaría mucho no publicar un comunicado como el de ayer, por muy sensibles
    que sean las palabras, sino que un directivo de la empresa, sea quien
    exprese las disculpas y las medidas a tomar.
  3. La marca tiene fundida su reputación en Internet, por lo que
    el trabajo de contenidos resaltando virtudes de la marca, la gestión en
    la red social a través de la correcta moderación de los ataques que
    todavía seguirán, serán clave. De momento, la red social supuestamente
    apócrifa ya no existe, no considero que sea una solución la ausencia en Facebook. Considerar para este punto un trabajo de 3 meses por lo menos.
norman-taylor-crisis-2.jpg

Los medios masivos con presencia digital, rápidamente cubrieron el caso, en horas el tema se estaba tratando en la radio y TV. (Fuente: Twtrland, principales influenciadores)

Tres claves para que a ninguna marca le pase lo mismo. .
 

  1. Tener control sobre los activos oficiales y no oficiales de la marca: Es
    altamente importante que tengamos en el mapa todo espacio que use
    nuestra marca y logo, inclusive, si ha sido creado por un colaborador o
    fan. Este control no implica sanción, se podría hasta explotar
    el vínculo. Norman & Taylor, en el supuesto que la fan page hubiera
    sido apócrifa (difícil de creer) tenía una comunidad engañada creyendo
    que conversaba la marca.
  2. Tener en cuenta a todos los stakeholders no solo a los clientes:
    Detrás de una marca está su personalidad, su cultura, la relación que
    tiene con sus clientes, pero también cómo es vista por el resto de
    públicos (colaboradores, líderes de opinión, etc.). Todas estas
    consideraciones se deben trabajar, no solo al
    elaborar un mensaje, sino también midiendo cómo es recibido por
    clientes y no clientes. El entorno también define una compra, y la red
    social forma parte importante de él.
  3. Internet tiene memoria.
    Por muy buena estrategia que tengamos, nadie está libre de una crisis,
    de un error, o hasta de una publicación falsa que nos comprometa. La
    gestión inmediata para resolver o esclarecer una posible crisis será
    determinante. Y si tenemos responsabilidad, negarla o borrar las
    pruebas es literalmente suicida. Los posts de Juan Carlos Luján y Marco
    Sifuentes lo demuestran.


Mi conclusión

Volvemos
a lo mismo, en Internet si vas a promover tu marca, vale y mucho el
marketing, pero también el control de tu reputación. Y esto parte por
la cultura de la propia marca, la gente que la conforma, las marcas con
las que se asocia y, finalmente, los mensajes que publica que no solo
deben considerar al grupo objetivo sino también a todos los públicos.
Ya vimos ayer, que una marca de moda puede hacer reaccionar a medio
Perú cuando hay un tema social de por medio. Ahora, considero
personalmente que haberse metido con el gigante Aristóteles Picho, más
aún el día de su muerte, es un atrevimiento sin opción a defensa. Qué
en paz descanses, maestro.

 

 

Leer comentarios ( )