Módulos Temas Día

Ruarte's - Washington Capital R. Washington Lopez R. Washington Lopez

Incertidumbre en EEUU beneficiaría al oro.

Escrito por:  Washington López

El mercado de EE.UU. sorprende con una caída de 3%, en promedio, en sus índices más importantes ante una posible guerra comercial con China. Además, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que aumentaría los aranceles en 20% del sector automotriz europeo. También el tema nuclear de Corea genera alta inestabilidad y conflictos políticos. En general, todos estos factores son positivos para el incremento del precio del oro en su condición de activo refugio, a medida que estos problemas se agudicen.

El oro se encuentra hace varios meses lateralizando en la zona de US$ 1,280 y US$ 1,310, por lo que sorprendió la semana pasada a los inversionistas, cuando tocó un mínimo de US$ 1,260, luego de la subida de la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y los sólidos datos de esa economía . Sin embargo, detectamos esta caída como una oportunidad de compra para el metal precioso. El grado de negativismo de los inversores se encuentra por encima del 90%, lo que indica un cambio de tendencia que generará que los especuladores vendan a estos precios.

Bajo la perspectiva técnica, el oro tiene altas posibilidades de revertir su tendencia bajista. Así, el oro empezaría un rally desde los precios actuales para alcanzar un valor de US$ 1,330 como primer objetivo y el máximo de US$ 1,375 en el corto plazo, siendo su verdadero potencial romper la resistencia y alcanzar la zona entre los US$ 1,450 y US$ 1,550 a fines de año. En el peor escenario, detectamos una caída más profunda en el oro a valores entre US$ 1,240 y US$ 1,245, que sería el piso definitivo y luego empezaría el rally. La Fed decidió continuar con el alza de la tasa de interés, en esta ocasión la tasa ascendió a 1.75%-2%, tras los buenos datos económicos registrados en mayo, lo cual generó la caída del metal y el alto grado de negatividad en los inversores. En general, en todas las situaciones se ha dado un cambio de tendencia bajista y luego un rally del oro cada vez que la Fed decidió subir las tasas.

Esto representa una oportunidad de compra, tal como ocurrió en junio del año pasado, cuando hubo un rally del oro posterior a la subida de tasa de interés de la Fed. Visualizamos el metal precioso con el camino libre hasta noviembre y diciembre, ya que las probabilidades de que la Fed suba su tasa en agosto son casi nulas. Así, recomendamos a nuestros lectores tomar posiciones largas (comprar) en los ETF relacionados al metal precioso, como el NUGT y el JNUG, activos que se beneficiarían con altos márgenes de rentabilidad en caso de que el oro alcance los valores proyectados.

 

 

Leer comentarios ( )