Módulos Temas Día

Desafíos para el progreso Banco Interamericano de Desarrollo Banco Interamericano de Desarrollo

Perú acelera la transformación digital en el Estado para facilitarle la vida al ciudadano

Por Mariano Lafuente*

Perú avanza a paso firme en la transformación digital para aumentar la eficiencia del gobierno y proveer mejores servicios a sus ciudadanos y las empresas. Esto incluye un trabajo coordinado con las distintas dependencias del Estado en el cual la transformación digital es el vehículo clave para lograr el cambio.

Como primer paso, a fines de 2016 se inició un  proceso de simplificación administrativa, que intenta mejorar la calidad regulatoria en el Estado. Un poco después, a inicios de 2017, se creó la Secretaría de Gobierno Digital, potenciándola como ente rector. Se creó un Laboratorio de Innovación Pública, donde se concibió la plataforma gob.pe, inspirada en gov.uk del Reino Unido,  lanzada en julio de 2017 y que ya provee trámites en línea y estandarizó la totalidad de sitios web de los ministerios. La nueva Ley de Gobierno Digital, publicada el miércoles pasado, es otro paso importante.

En paralelo, se han venido potenciando los Centros MAC – espacios físicos que proveen de forma presencial los servicios más demandados por los ciudadanos, en zonas más convenientes y con horarios flexibles. Este mes se abrió el sexto, en la ciudad Arequipa.

Un nuevo proyecto del BID, que se firmó la semana pasada, impulsará aún más la transformación digital del Estado a través de mejoras a la Plataforma de Interoperabilidad del Estado, permitiendo la interconexión entre más entidades y más datos, reduciendo la carga burocrática en el Estado y requisitos al ciudadano. Se apoyará la reingeniería administrativa para simplificar y digitalizar trámites para potenciar la plataforma gob.pe y se habilitarán 11 nuevos centros MAC en el interior del país, entre otras intervenciones.  Se espera que el proyecto ahorre 35 millones de soles (US$ 10 millones) anuales a los ciudadanos y al Estado, además de acelerar los trámites y reducir los costos de transacción para ciudadanos y empresas.

Estos esfuerzos son fundamentales considerando que de acuerdo a la reciente publicación del BID,  El Fin del Trámite Eterno  Perú es el segundo país de la región donde los ciudadanos demoran en promedio más tiempo en completar un trámite: 8,6 horas. Esto se debe entre otros factores, a que menos del 5% de los trámites se pueden realizar de forma digital; y que un tercio de los trámites con el Estado no se finalizan en una sola interacción, casi siempre hay que volver en reiteradas ocasiones. Esta tabla compara las demoras en los trámites en los distintos países.

blog Mariano 1

Fuente: Encuesta Latinobarómetro 2017 (Encuesta de hogares. 18 países de ALC, N= 20.200 personas), en El Fin del Trámite Eterno

 

Otro factor que explica las demoras en los trámites es que Perú se ubica en el puesto 131 de un total de 137 países evaluados en el Indicador de Carga Regulatoria Gubernamental del Índice de Competitividad Global 2017-2018 del Foro Económico Mundial. Tiene casi 600.000 normas vigentes que con frecuencia duplican funciones, aumentando la confusión y la discrecionalidad. Esta discrecionalidad suele llevar a una mayor corrupción. El Fin del Trámite Eterno, citando un estudio de Transparencia Internacional de 2017, también muestra que en Perú el 39% de las personas reportó haber pagado un soborno para recibir un servicio público (por encima de la media de la región, que es 29%).

Blog Mariano 2

 

Claro que este impulso por la transformación digital no viene solamente del Estado. A mediados de agosto se realizó el “CADE Digital” en Lima,  un evento con más de 750 ejecutivos del sector privado que por primera vez se centró en aspectos digitales, y que tuvimos la oportunidad de apoyar desde el BID llevando la experiencia de Estonia, conocida como la república digital a nivel mundial, a través del ex Presidente Toomas Ilves, un líder global del tema. Entre sus principales mensajes destacó que la existencia de un registro único de identidad y la existencia del documento de identidad digital posicionan bien a Perú en esta camino. Por último, ONGs como Perú-D y Democracia Digital, están también empujando fuerte en la misma dirección.

Queda mucho por hacer y los desafíos de conectividad en un país con una geografía desafiante, entre otros varios retos, no son menores. Pero Perú avanza a paso firme hacia la transformación digital.

 

*Mariano Lafuente es el especialista líder de la División de Innovación para Servir al Ciudadano del Sector de Instituciones para el Desarrollo del BID.

 

 

 

 

Leer comentarios ( )