Módulos Temas Día

Atalaya Económica Manuel Romero Caro Manuel Romero Caro

¿Victoria Pírrica? 09.10.18

Aunque con modificaciones ,concluyó la primera etapa del proceso de aprobación de las reformas judicial y política planteadas por el Ejecutivo en 4 proyectos dentro del estrecho margen de tiempo impuesto . El Primer Mandatario se declaró satisfecho con el resultado; y seguramente la percepción de la opinión pública registrará una victoria para el Ejecutivo. Del otro lado, el fujimorismo se vio obligado a retroceder en sus posiciones en varias oportunidades . Es que el proceso fue más una confrontación de egos que un intercambio de ideas, lo que podría traer consecuencias negativas el próximo año.
Es que si bien hubieron modificaciones en los proyectos presentados y todavía hay problemas de interpretaciones , resulta positivo que en lo esencial se haya respetado el proyecto del Ejecutivo sobre el ex Consejo Nacional de la Magistratura. También la obligación que los aportes electorales sean bancarizados a fin de determinar las fuentes de financiamiento. Sin embargo hay una modificación constitucional que rompe el equilibrio de poderes entre el Ejecutivo y el Legislativo , (en perjuicio del primero) ,que son las modificaciones aprobadas a la cuestión de confianza . Lo aprobado por la mayoría establece que lo anterior solo procede si no se concediera el voto de investidura a dos gabinetes. Lo que impediría al gobierno amenazar con disolver el Congreso, como sucedió recientemente. Y esta nueva disposición constitucional , producto de un enfrentamiento coyuntural, constituirá una herencia nefasta para futuros gobiernos . Por lo que una vez concluido el Referendum, que se supone aprobará las 4 reformas, el fujimorismo quedaría expedito para cobrarle su “vuelto” a la administración Vizcarra. En ese contexto, y al no poder contar con la amenaza de disolver el Congreso, al gobierno solo le quedaría como principal argumento el respaldo de la ciudadanía. Sin embargo si bien no hay duda del afán de revancha, también hay que considerar los siguientes factores: 1) Fuerza Popular (FP) y Keiko Fujimori llegarán al 2019 muy debilitados, con una imagen de obstruccionismo y de no colaboración con la lucha contra la corrupción. 2) La unidad de FP está muy lejos de ser monolítica. Empezando por la posición del presidente del Congreso y del grupo de 26 congresistas de FP que adelantaron su apoyo a las reformas. Además la paliza recibida por FP en las elecciones del Domingo, si bien no logrará un cambio en el liderazgo (que sería lo lógico), sí convencería a diversos congresistas de FP a desvincular su futuro político de ese partido.3) Para no mencionar el fortalecimiento de la imagen de Kenyi Fujimori, que culpa a su hermana Keiko del retorno de su padre a la cárcel.4) Transcurrida más de la mitad del período gubernamental ,FP y el resto de la oposición ya tienen que empezar a preocuparse más por limpiarse de una imagen obstruccionista si quieren tener alguna posibilidad el 2021. Por lo que el próximo año traerá nuevas complicaciones al gobierno al evidenciarse los evidentes retrasos en la obras de reconstrucción del norte , en los megaproyectos , en inseguridad ciudadana, etc. Por lo que el gobierno tratará de seguir usando el caballito de batalla de la lucha contra la corrupción. Además se supone que en los primeros meses del próximo ya se contaría con toda la información que debió entregar hace mucho tiempo Odebrecht , la que brindaría nuevas revelaciones y distraería a la opinión. Pero, ¿bastará con esto para mantener los niveles de popularidad que lo mantengan a salvo de las arremetidas fujimoristas?

 

 

Leer comentarios ( )