Módulos Temas Día

Zugzwang es una posición de ajedrez en la que cualquier movimiento permitido supone empeorar la situación y, eventualmente, perder la partida.
Muchos creen que , en materia política, estamos en zugzwang. Si no tuviera éxito la nueva vacancia presidencial; ¿ustedes no creen que la oposición, luego de un período prudencial, no insistiría una o más veces en nuevos intentos ?; ¿ustedes creen que la economía del país, la ciudadanía y el propio PPK resistirían esta situación de inestabilidad (y sus graves consecuencias) en los 3 años y 4 meses de gobierno que restan?. De otro lado, si triunfara la segunda moción de vacancia presidencial, ¿ qué nos garantiza que en un eventual gobierno de Martin Vizcarra, que no tendría bancada propia, estaríamos mejor que ahora? ; ¿ ustedes creen que Fuerza Popular desistiría de imponer sus iniciativas?.
Es evidente que tanto al oficialismo como a la oposición les importa más imponer sus agendas personales (o grupales) sobre los intereses nacionales. Importándoles bien poco el bienestar de la ciudadanía. Y esta en consecuencia deja de interesarle cada vez más la política, generándose un pernicioso circulo vicioso.
Por ejemplo, todos sabemos que el principal factor de inestabilidad son las acusaciones de conflictos de intereses por las vinculaciones comerciales de las empresas de PPK con Odebrecht. Entonces lo obvio sería salir de estas dudas lo más rápidamente posible. Sin embargo la Fiscalía consideró conveniente postergar estas aclaraciones ; mientras que PPK no da muestras de querer aclarar el asunto lo más rápidamente posible. Más bien parece convencido que permanecer en la presidencia es la mejor manera de defenderse de las acusaciones que enfrenta. Además es evidente que gran parte de su tiempo y preocupaciones lo debe de estar dedicando a cómo resolver sus problemas . Lo que le quita tiempo y energía a lo que debería de ser su función principal, gobernar el país. Por su parte la oposición, mediante una obvia “interpretación auténtica” de nuestra Constitución está intentando limitar las funciones del Ejecutivo para que no pueda defenderse del nuevo intento de vacancia. A través de la modificación del reglamento del Congreso sobre la moción de censura y la cuestión de confianza. Lo que, de nuevo, demuestra que las agendas particulares de corto plazo se están imponiendo sobre los intereses nacionales de largo plazo. Para complicar más las cosas la evolución de la economía no está siendo lo auspiciosa que se preveía. Y las expectativas empresariales están reflejando esta situación. Y esto no es una opinión aislada. Ya la banca internacional, que se suponía iba a ser un importante soporte de PPK, lo ha abandonado. Por ejemplo, el prestigioso banco de inversión japonés Nomura (I) considera que el escenario más favorable para el país se daría cuando ante la destitución de PPK le sucediera su primer vicepresidente, Martín Vizcarra. “Esta situación podría ayudar a unir al Gobierno y al Congreso para reactivar la confianza de la inversión privada”, señaló el banco de inversión. Pero no es solo la banca internacional la que ya ha internalizado una eventual salida de PPK. Por su parte la mayor consultora de riesgo político mundial, Eurasia Group, manifiesta que si Vizcarra asumiera la presidencia , tendría mayor libertad que PPK. Considerando que él posiblemente priorizaría el sector minero, dado su experiencia en el tema (II). En todo caso esperemos que cualquiera que sea la alternativa que finalmente prevalezca, prime el ordenamiento constitucional, la sensatez y se privilegien los intereses nacionales sobre los particulares.
(I) Gestión 26.02.18 (II) Gestión 12.03.18

 

 

Leer comentarios ( )