Módulos Temas Día

Atalaya Económica Manuel Romero Caro Manuel Romero Caro

PPK y el Gasoducto al Sur

Faltan solo 14 días para que los concesionarios del Gasoducto Sur Peruano (GSP) puedan obtener el financiamiento para dicha obra. De no obtenerse la concesión revierte al Estado , se podría ejecutar la fianza por US $ 350 millones y finalizaría el abusivo contrato de concesión vigente. En este sentido hay que tener presente que en una declaración del colaborador eficaz TR-01-302FPCECF-2016, este señaló que la representante legal de Odebrecht (Odb) “ha tenido varias reuniones durante 2013 y 2014 con miembros del Comité para adecuar las bases de la licitación a favor de Odebrecht, esto antes del otorgamiento de la buena pro del GSP…”. Asimismo se declaró que cuando existía cualquier obstáculo en ProInversión , Jorge Barata coordinaba con Nadine Heredia, quien se encargaba de destrabarlo. Por lo que , en mi opinión, al amparo de lo anterior, se habría decidido no contratar un estudio de mercado, lo que habría posibilitado la sobreestimación de la meta de transporte por el ducto; estableciéndose un nivel similar al consumo de Lima!!. Por lo que es indispensable convocar otra licitación con otras condiciones. Es que mantener el actual contrato obviamente favorecerá a Odb ( una multinacional del crimen), porque cualquier comprador pagaría un mayor precio por mantener las actuales condiciones. Mientras que la alternativa de retorno al Estado, sería desfavorable a Odb y favorable a los consumidores.
Lamentablemente el Presidente Kucksynski (PPK) insiste en mantener el abusivo contrato vigente. Inclusive ha llegado al extremo que ante la presión para que no se siga subsidiando al GSP vía las tarifas eléctricas, ha anunciado que el Estado otorgaría una garantía que sustituiría el mecanismo anterior. En otras palabras está dispuesto a cargar con miles de millones de dólares al Tesoro Público durante 30 años, en una etapa en la que se están haciendo grandes esfuerzos para evitar mayores cargas al Estado y cumplir las metas fiscales establecidas. Desde el punto de vista del consumidor, la fianza no haría mucha diferencia porque “del mismo cuero salen todas las correas” y el MEF se encargaría de compensar esa mayor carga, sea vía una mayor presión tributaria o vía una contracción del gasto fiscal. El hecho que la eventual venta de las acciones de Odebrecht se quede en un Fideicomiso es positivo pero no cambia nada.
Y en la eventualidad que se consiguiera el financiamiento, el Gobierno no debería de suscribir la Adenda porque , además de las diversas razones ya explicadas, el bienestar de los consumidores es mayor que el de los concesionarios.
De otro lado hay que recordar que las vinculaciones de PPK con Odb por lo menos vienen desde la época del Gobierno de Toledo. Es así que el último 30 de noviembre la Fiscalía Superior Anticorrupción reabrió la investigación a PPK por firmar y promulgar una norma que permitió a Odb ejecutar dos tramos de la Interoceánica Sur.
Es así que no hay que ser un gran analista político para concluir que estas actitudes de PPK la oposición las va a utilizar para armar un file para un eventual, e indeseado para la estabilidad del país, caso de vacancia presidencial. Hay que recordar que en su discurso del 10.06.16 Keiko Fujimori enfatizó “defenderemos al pueblo contra los lobbies e intereses de las grandes empresas”. Y todos sabemos que la gran crítica que se le efectuaba a PPK durante la campaña electoral fue la de lobbismo . Y como nos lo recordara JJ Garrido el 12.06.16 “la introducción de la palabra “lobbies” no es casual: está dirigida al núcleo de PPK. En la encuesta del poder del 2014, PPK aparecía segundo en el cuadro de lobbistas, precedido por Cecilia Blume (quien colabora con PPK). El mensaje es, así, suficientemente claro”.
Obviamente todo lo anterior lo conoce PPK. Y si a pesar de ello persiste en esa actitud, la pregunta a formularse es ¿por qué a pesar de los peligros involucrados PPK insiste en esa línea de acción?. Si él cree que su prestigio internacional lo va a proteger, está muy equivocado.
Por lo que, dependiendo de la de la decisión que adopte el Ejecutivo en relación al contrato de Odebrecht, tendremos una idea , más allá de las palabras, de si el Gobierno estará efectivamente al frente de la lucha anti corrupción en los megacasos que tendrá que enfrentar en el Lava Jato Perú.

 

 

Leer comentarios ( )