Uno de los momentos más esperados por los trabajadores peruanos en julio es el pago de la gratificación por Fiestas Patrias, por tratarse principalmente de una remuneración adicional a la que se cobra mensualmente. Pero, ¿cuál es la mejor manera de aprovechar este dinero?

Para , la forma más eficiente de administrar este beneficio debe comenzar con tomar en cuenta de que no se trata de un dinero inesperado y, por el contrario, debería estar contemplado en nuestro presupuesto anual y formar parte de un plan de inversión o ahorro.

Y es que si no se tiene un plan, es muy probable que los trabajadores gasten esos fondos muy rápidamente, refiere la entidad. Sin embargo, nunca es tarde para empezar a diseñar una estrategia para aprovechar de mejor manera estos recursos.

Así, el BCP propone los siguientes destinos para la gratificación de julio:

'Matar' o reducir la deuda por crédito de consumo.Es una buena idea destinar una parte de la 'grati' en pagar nuestras deudas más caras, es decir, aquellas que tenemos por haber comprado con (recordemos que la tasa de un crédito en cuotas suele ser mucho menor que la de una tarjeta de crédito). Ahora bien, si logramos cancelar una primera deuda no solo evitaremos pagar los intereses sino que tendremos una mayor cantidad de efectivo disponible en los próximos meses (lo que dejaremos de pagar por "monto mínimo" y portes). Y ese disponible puede ser utilizado para cancelar una –posible– segunda deuda.

Bajar el importe del hipotecario.Si hemos tomado un crédito hipotecario para comprar la casa de nuestros sueños, la 'grati' bien podría servir para amortizar una parte del mismo. ¿Cómo se hace? Se acude al banco y se solicita un prepago. Hay dos opciones: reducir el monto de la cuota de cada mes y mantener el plazo del crédito, o bien mantener el monto de la cuota mensual y reducir el plazo. Recordemos que al momento de solicitar el prepago se debe especificar qué opción deseamos tomar. En cualquier caso el cliente se favorece, ya que se reduce la deuda efectiva y el propio banco nos puede asesorar para encontrar la opción más favorable.

Empezar a ahorrar.Esta suele ser la última de las opciones que se piensa cuando uno recibe la 'grati'. Sin embargo, es muy importante comenzar a pensar en el futuro. Podemos abrir una pequeña cuenta para imprevistos en salud o para los estudios de los niños e incluso aportar al fondo de pensión, con un poco de voluntad y mucha disciplina. Hay varios productos que pueden sernos útiles, como los depósitos a plazo fijo y las cuentas de ahorro programado. Podemos saber cómo funcionan estas cuentas en la sección "Qué tiene el BCP para ti" de la página web de .

Buscar una alternativa de inversión.Mucho mejor que tener dinero para gastar es tener dinero para hacer más dinero. Si hace buen tiempo está rondando en nuestra cabeza la idea de empezar un pequeño negocio, esta es la oportunidad. No se necesita miles de soles para dar el primer paso, pero sí tener un buen plan y todo el entusiasmo.

Hacer solo las compras necesarias.Antes de comprar un producto o adquirir un servicio con la 'grati', pensemos bien si es absolutamente necesario y si podemos reemplazar aquello por otra cosa que ya tenemos. Si la compra es totalmente necesaria (puede ser desde un electrodoméstico hasta ropa), consideremos siempre pagar al contado. Pero si es una compra al crédito, debe ser con el menor número de cuotas posible; por un lado se paga un poco más cada mes pero se sale de la deuda más rápido y con menos intereses.

Aprovechar las ofertas.En el caso que siempre tengamos que hacer compras, tomemos en cuenta que las mejores ofertas no están en las fechas en que pagan las gratificaciones. Por el contrario, los precios son siempre un poco más altos. Si esperamos a agosto o enero podremos hacer las mismas compras muy posiblemente a menor precio, ya que las tiendas comerciales renuevan sus stocks y se deshacen de su mercadería anterior.