Wilfredo Huanachín Osoriowhuanachin@diariogestion.com.pe

El distrito de Ate, en Lima Este, registró los precios más altos de venta y arriendo de en Lima Metropolitana en el último ejercicio, señaló la consultora inmobiliaria .

El reporte señala que, en la venta de locales industriales en Ate, el metro cuadrado se cotizó entre US$ 600 y US$ 800. Cabe recordar que a inicios del 2012, se encontraban espacios desde US$ 450 el metro cuadrado.

En tanto, el m2 de un local industrial en Independencia se vende entre US$ 480 y US$ 600. En Lima Centro está entre US$ 450 y US$ 600; y en el Callao (Lima Oeste) entre US$ 500 y US$ 600.

En alquileres, los metrajes en Ate ahora valen entre US$ 6 y US$ 8 por mes, cuando a inicios del año pasado estaban entre US$ 5 y US$ 6 por metro cuadrado al mes.

Más infraestructuraLa consultora indica que la tendencia en nueva infraestructura industrial es a la creación de Parques Industriales en la periferia de la ciudad, estructurados de acuerdo a las exigencias actuales. "En Chilca se ha constatado el interés de empresas productivas junto a ubicaciones de modernos condominios industriales", anotaron.

La maduración de proyectos desde Lurín hasta Pisco está dando origen a un "Corredor Industrial del Sur", que sumado al lanzamiento del puerto y aeropuerto de Pisco crearán más valor a la zona.

Sectores industrialesColliers señala que en la hay una desaceleración industrial debido a que se mantiene la especulación de precios en zonas industriales consolidadas. Refiere que Los Olivos, San Martín de Porres y Comas se vuelven atractivos para invertir.

En tanto, en la zona Centro (Cercado) se consolida el interés de operadores logísticos para adquirir o arrendar propiedades. Pero las exigencias en agua y desagüe y aparecen como impedimento para algunos rubros industriales.

En el sur, Villa El Salvador y Lurín ofrecen alternativas para desarrollo logístico e industria liviana, mientras que en Chilca debe resolverse el problema de la escasez de agua.

Al este de Lima, la consultora destaca el interés de sectores industriales para invertir en Huachipa, la Carretera Central y Cajamarquilla. Mientras que las actividades logísticas y de almacenamiento en Lima Oeste buscan más locales industriales cerca al puerto del Callao y al aeropuerto Jorge Chávez.