María Claudia de la Barramdelabarra@diariogestion.com.pe

El Perú vive el boom de los créditos de consumo. La mejora de la situación económica y las facilidades de crédito del mercado financiero impulsan el endeudamiento en casi todos los estratos socioeconómicos. Pero, ¿existe una deuda responsable?

Fernando Ruiz de Lecaros, profesor del PAD-Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, señala los errores más comunes a la hora de endeudarse. Lea y analice su propio comportamiento.

1. Confundir una necesidad real con una trivialEl primer paso antes de endeudarse es reconocer cuál es un gasto necesario – para cubrir las necesidades básicas o ante una eventual emergencia –y cuál se puede posponer para darle prioridad a otros.

"Suena fácil pero es difícil, pues estamos rodeados de un ambiente que incentiva el consumo", indica Fernando Ruiz de Lecaros, Profesor del Área de Dirección Financiera del PAD-Escuela de Dirección.

2. Gastar más de lo que se ganaMuchas veces, al pedir financiamiento para un activo, como una casa o un vehículo, no se analiza adecuadamente si los ingresos percibidos van a ser suficientes para pagar las cuotas del crédito.

Es por ello que Ruiz de Lecaros aconseja a equilibrar los ingresos y los gastos, e inclusive, impulsar un superávit, de manera que en un futuro se pueda usar para la compra de un activo o una necesidad inmediata.

3. Abusar de las tarjetas de créditoRuiz de Lecaros precisa que es necesario tener un control sobre el uso del crédito de las tarjetas de crédito, es decir, el pago de la deuda en varias cuotas. "Al elegir pagar en varias cuotas, vas a pagar un interés, el cual es adicional a la comisión".

Sugiere utilizar las tarjetas de crédito como un mecanismo de financiamiento flexible, es decir, pagar el íntegro de la deuda en una cuota, asumiendo solamente un costo por comisión.

4. Especular sobre el tipo de cambio"Hay gente que gana en soles y se endeuda en dólares porque cree que el dólar seguirá cayendo. Ahí se está especulando, por lo que se puede ganar o perder. Lo más probable es que el dólar siga bajando, pero nadie tiene la plena seguridad de ello", revela el docente.

Aconseja endeudarse en la misma moneda en la que se reciben los ingresos, de manera que se puedan calzar los riesgos.