Luis Hidalgo Suárezlhidalgos@diariogestion.com.pe

¿Cómo dirigir empresas exitosas con buena reputación?Hay varios principios. Uno es que la empresa es una comunidad de personas; las fortalezas de las empresas están en la gente. Las máquinas, , etc., son importantes, pero no funcionan si fallan las personas. Lo que tienen que hacer las empresas es ganarse la adhesión, el compromiso y la ilusión de su gente.

¿Y cómo puede lograr una empresa esta adhesión?Hay que trasmitir objetivos comunes muy claros, que materialicen la idea de una misión que busque satisfacer las necesidades de una serie de personas. La potencia de una empresa está en el equipo humano, en su gente, que participa, se ilusiona, colabora más allá de su obligación.

¿Se refiere a no enfatizar tanto el corto plazo?Así es, la idea es no sacrificar el largo plazo por el corto plazo; tener siempre presentes los objetivos a largo plazo y buscar la continuidad de la empresa. Obviamente, todo esto funciona junto con lo típico de las empresas que es buscar una estrategia para lograr el éxito, la cual debe ser actualizada permanentemente.

Si usted fuera CEO de una gran corporación, ¿Qué es lo que más enfatizaría? El conocer a mi gente, al equipo humano, para poder fiarme de ellos y decirles que me fío de ellos, pero también dejarles que se equivoquen. A lo que más temo es a esa división que se hace en algunas empresas entre y los directivos de segundo y tercer nivel.

¿Por qué? Porque si bien el CEO puede tener unas ideas excelentes, ser un genio, cuando se hace esa división, la gente que está a su alrededor en lugar de pensar en las buenas ideas de su jefe, piensa en lo que éste quiere oír. Ello termina cuando aparecen las dificultades ya que los directivos no sabrán aportar soluciones porque no estuvieron pensando en ellas.

¿Cómo solucionar esto?Con la práctica, cuando un empleado llega con un problema ocurrido en su unidad y se lo dice a su jefe (CEO), este debería preguntarle qué haría él para solucionarlo y animarlo a que dé una respuesta porque es el empleado el que está más relacionado al problema, lo conoce.

Ser líder implica ser ético La ética y los valores, están en el centro de otro de los principios que debe guiar el accionar de un CEO, de los directivos y empleados y, en general, de la empresa porque están detrás de las conductas, decisiones y acciones de las personas y, por ello, terminan influyendo en las relaciones con los demás, sostiene .

Para el economista si un CEO, un directivo, o un empleado no respetan los valores, tarde o temprano tomarán decisiones equivocadas. Pero es la propia empresa y el accionar de su personal, quien definirá sus propios valores.

A un líder lo siguen los demás porque aquél quiere y busca lo mejor para la empresa, y para todos y cada uno de los integrantes de esta; es decir porque es ético, detalla.

HOJA DE VIDATítulos: Licenciado en Ciencias Económicas y Doctor en Economía (Universidad de Barcelona).Cargos: Profesor de Ética Empresarial; Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo.Obras: Ha publicado muchos libros sobre macroeconomía, economía monetaria, ética empresarial, entre otros.