Las cirugías estéticas y otros procedimientos para realzar la han dejado de ser tabú y se han convertido en la herramienta casi necesaria para lograr la imagen ideal y cultivar la llamada marca personal.

Y es que una imagen vale más que mil palabras y hoy estos procedimientos no solo requieren de valentía y confianza, sino de una suculenta billetera.Por ejemplo, según José Víctor Córdova Orrillo, cirujano plástico de la Clínica San Pablo, la aplicación de torna botulismo para eliminar arrugas del rostro puede ir desde los US$ 400 a más.

Las más demandadasSegún el diario El Mercurio de Chile, no todos los procedimientos son de cirugía estética, sino que algunos solo reparan, levantan o refrescan distintas zonas del cuerpo. Las que más crecen su demanda son las de implante de cabello.

En Perú, la rinoplastia, que es la cirugía de nariz; la mentoplastia, el rejuvenecimiento facial, lipoescultura, abdominoplastia y el implante capilar, son las más solicitadas.

Si bien, las mujeres continúan siendo las que más invierten en estos servicios (US$ 4,400 versus US$ 3,600 en varones), los hombres empiezan a preocuparse cada vez más por su . Para Juan Manuel Cachay Seminario, médico cirujano de Diblú Salón & Spa, "los ejecutivos hombres tienen una fuerte demanda por servicios como la blefaroplastia (cirugía de párpados)y la liposucción de papada.

Córdova comenta que aquellos ejecutivos que no disponen de mucho tiempo solicitan más los tratamientos solo de refrescamiento, como rellenos de ácido hialurónico y los de mejora en la piel como los peeling.

Carlos Solari, jefe de Formación y National Makeup Artist-Lancôme, les recomienda seguir una rutina que incluye un limpiador, un hidratante, entre otros.

Sobre la edad, los ejecutivos de entre 40 y 50 años, son los que recurren más a estos servicios, pues son decisiones de por vida.

EL DATOÉpoca ideal. Entre agosto y el verano aumentan las cirugías de contorno corporal (liposucción y abdominoplastia), mientras que en invierno lo frecuente son las de rejuvenecimiento facial.