En una para The Guardian, el hombre que dio acceso a información confidencial de los servicios de inteligencia de ha dado la cara.

Se trata de Edward Snowden, un ingeniero de 29 años que trabajó para la CIA y es actual empleado de en Hawai, así como de varias empresas contratistas de la Agencia de Seguridad Nacional en los últimos cuatro años.

Según , Snowden no había consentido revelar su indentidad hasta hoy. "No tengo intención de ocultar quien soy porque no he hecho nada malo", dijo el ingeniero, pero precisó que no quería convertirse en el centro de la historia antes que sus filtraciones.

Hoy, él vive en Hong Kong, donde se encuentra desde el 20 de mayo.

PRISM al descubiertoEl sábado, la Oficina de Inteligencia de Estados Unidos solicitó al Departamento de Justicia para buscar al "soplón", como ha sido denominado por varios medios en ese país.

Snowden entregó a Gleen Greenwald, abogado y periodista de The Guardian, la información sobre el programa , un mecanismo de espionaje de las comunicaciones en línea que recolecta información de , Microsoft y Apple alrededor del mundo.

James Clapper, jefe de inteligencia estadounidense, así como , han argumentado la legalidad del programa e indicaron que ha servido para eliminar amenazas terroristas en el tiempo que ha venido ejecutándose.

RepresaliasSnowden dijo que el gobierno iniciará una investigación en la que lo acusarán de haber violado la Ley de Espionaje y estar del lado de los enemigos del país, "pero eso puede usarse en contra de cualquiera que señale lo masivo e invasivo se ha vuelto ese sistema".

¿Por qué debe importarnos el espionaje?, le preguntó Greenwald.

"Aún cuando no estás haciendo nada, te están vigilando y grabando. La capacidad de almacenamiento de estos sistemas aumenta cada año al punto en el que no tienes que hacer nada malo, solo bastará con que seas sospechoso por una llamada equivocada. Ellos pueden usar el sistema para 'regresar en el tiempo' y poner bajo escrutinio todas las decisiones que alguna vez hiciste y atacarte con eso", contestó.