Para la decimoctava edición de , y Verónica Torres de Haaker se enfrentaron al reto de devolverle el brillo a una construcción que ya tiene más de 95 años de antigüedad: el Palacete Sousa.

Con ambiciosos proyectos llevados exitosamente a cabo en del Centro de Lima e incluso Callao, las socias apostaron este año restituir el esplendor y la elegancia que albergaron las paredes de la residencia del ex alcalde barranquino, Aurelio Sousa.

Benavides, directora del evento, destacó la labor que efectuaron, en un espacio de 3500 metros cuadrados, los 68 arquitectos, decoradores y paisajistas en un total de 46 proyectos. Ellos fueron seleccionados entre unos 200 postulantes que anhelaban conseguir una plaza en el evento de exposición de decoración, arquitectura, diseño y paisajismo más importante del Perú.

El Palacete Sousa, que funcionó durante varios años como un colegio, luego como un set de televisión para después permanecer durante largo tiempo en estado de abandono, pudo finalmente salir del "pésimo estado" en el que se encontraba.

"La fachada principal, que está en la calle Cajamarca, tiene piezas de cerámica, losetas, que hemos tenido que reproducir, quedaba una sola pieza y con esa sacamos las demás, con la ayuda de una excelente ceramista. La fachada principal fue la parte más difícil", confesó Elena Benavides.

Entre los ambientes más convencionales, donde los artistas marcaron un estilo diferente, destacan la lavandería, los dormitorios, la sala, la cocina y el comedor. De hecho, la decoración de este último, a manos de las diseñadoras Veronica Olazabal y Esther Lasanta, está inspirado en la Amazonía peruana.

En el otro extremo, contó Benavides, se encuentra el "taller de la diseñadora textil, una cava, el refugio del enólogo, el estudio de la paisajista". En el segundo piso está "el departamento de la pareja joven con hijos, donde destaca la tecnología, presionas un botón y todo se mueve, es simpático, ese espacio estuvo a manos de una arquitecta polaca".

A cada diseñador le corresponde un determinado ambiente, de modo que asume la inversión que demanda su respectivo proyecto. "Nosotras (Elena y Verónica) invertimos en servicios de electrificación, agua y desagüe, cada participante arregla su espacio", explicó la directora de Casa Cor.

"Hay espacios modernos y clásicos, no hay una tendencia definida, la oportunidad que se les da a cada uno de los diseñadores y arquitectos es hacer lo que quieran con su ambiente, no tienen límites", puntualizó.

DIXITPara el 2014, "nos gustaría ir al Centro de Lima, hay tantas propiedades abandonadas. Cuando vemos una propiedad así nos da ganas de entrar para ver lo que se puede hacer, aunque hay un tema de seguridad y de tráfico".

EL DATOEl Palacete Sousa, ubicado en Calle Cajamarca 220 (Barranco), reabre sus puertas hasta el 3 de noviembre. Solo los lunes permanece cerrado por mantenimiento.