Para 'La cocina del esposo gourmet', un espacio de 74 metros cuadrados que está conformado por tres ambientes, la diseñadora de Interiores logró inspirarse en elementos que definieron la revolución industrial.

En los ambientes denominados 'sala lunch', 'oficina en casa' y 'cocina', Zielinski prefirió "jugar con el ladrillo, un material de construcción que se usó bastante en fábricas antiguas, el fierro también es un material muy importante".

"Estamos hablando de una época en la que visualmente era el neoclásico el estilo que más se seguía, por lo tanto, los muebles y cosas que he puesto tienen un poco de esa reminiscencia del siglo XIX", detalla en el marco de .

Pero las piezas elementales de la propuesta que alberga el son un tablero de madera, que ha sido colocado en el centro de la 'cocina' a modo de mesa, y una lámpara color cobre del diseñador británico Tom Dixon.

"La lámpara es el centro del espacio 'lunch', la mesa es protagonista absoluta en la 'cocina' y alrededor de esa mesa se diseña el resto del espacio", indica la diseñadora. Precisamente, es ésta última pieza la que ha permitido utilizar distintos elementos, ya sea "metales en los bancos y repisas".

LA CIFRAPara replicar un ambiente con esas características, se necesitaría aproximadamente US$ 80.000. Solo las dos piezas claves de 'La cocina del esposo gourmet' cuestan alrededor US$ 11.000.