Módulos Temas Día

El espejo ancho y ajeno en el que nos miramos

“Por sus antepasados y costumbres, usted se considera”: así nos reconocemos los peruanos

El 29.37%% se autoidentifica como indígena, nativo o de población afroperuana. Encuesta servirá para afinar políticas públicas en salud y educación.

Censo 2017

Censo 2017. (Foto. USI)

Censo 2017. (Foto. USI)

USI

El Perú de todas las sangres ha comenzado de forma oficial a reconocerse como tal. El Ministerio de Cultura presentó los primeros datos sociodemográficos a la pregunta de autodefinición étnica que se incluyó en los censos nacionales del 2017.

Cabe recordar que fue la primera vez que se aplicó la interrogante a los encuestados. La incorporación de la misma generó debate entre los peruanos. “Por sus antepasados y costumbres, usted se considera”, decía la consulta.

- Respuesta 

De acuerdo a los resultados alcanzados por el INEI (ver cuadro), el 60.20% de ciudadanos se considera mestizo. El 29.37% de peruanos se autoidentifica como parte de algún pueblo indígena u originario o de la población afroperuana. Esto equivale a más de un cuarto de la población peruana (6’814,392).

Población según autoidentificación

Población según autoidentificación

Población según autoidentificación

Difusión

Del 25.80% que se asume como parte de algún pueblo indígena u originario (quechua y aimara), Puno es el departamento que cuenta con el mayor porcentaje de personas que se siente como parte de un pueblo indígena u originario, con un 90.81%.

El censo también arroja datos relevantes sobre la comunidad afroperuana (más de 828 mil peruanos y peruanas). Si esta población estuviera conformada por 100 personas, se tiene certeza que 53 no tienen techo de material noble, cinco no cuentan con algún nivel educativo y 19 no poseen agua en sus casas.

En cuanto a la parte del cuadro que dice “No aplica”, se refiere a menores de 12 años a quienes no se les formuló la pregunta.

- Utilidad

¿Cuál es la finalidad de estos datos? “El censo nos permite saber no solo cuántos somos, sino cómo estamos en este momento”, respondió a Gestión Patricia Balbuena, ministra de Cultura.

Añadió que requerimos de esta información “para poder hablar de políticas específicas, proyectos o determinadas intervenciones del Estado que se necesitan priorizar”, explica.

Por ejemplo, ahora se sabe oficialmente que la mayoría de la población indígena ya no vive en las zonas rurales.

“Nos hace repensar el tema de la educación bilingüe intercultural, que está ahora concentrada en las zonas rurales”, señala Balbuena.

En cuanto a las brechas sociales, la ministra indica que la estadística recabada servirá para afinar políticas de educación diferenciadas allí donde 7 de 10 peruanos de comunidades indígenas no terminan la secundaria.


“Más que orgullo, es un desafío al discurso oficial”

Guillermo Nugent, sociólogo
Para el sociólogo Guillermo Nugent, “siempre es saludable tener un inventario realista de lo que somos como país”, expresa sobre la utilidad de los resultados obtenidos en los censos nacionales del año pasado.

- ¿Cuál es su primera impresión sobre estos datos?
En relación al censo en general, es notable el cambio en la migración. Esto cambia el panorama que había en 1940, donde la mayor parte del país era rural y el 65% vivía en la sierra.

-¿Y en relación a las respuestas de autoidentificación?
Hay una diversidad cultural donde la presencia quechua y aimara es desconocida en la comunicación masiva, especialmente por parte del Estado, que es lo que más debería preocupar.

- ¿Por qué?
Ya que estamos en una época electoral, hay un 16% en Lima, nada desdeñable por cierto, que se autoidentifica como indígena. En la campaña municipal eso es inexistente. Ni siquiera los servicios de transporte público están en castellano y quechua, como ocurre en otros países.

- ¿Contribuye al orgullo del peruano reconocerse oficialmente como tal?
Sin duda. Pero más que orgullo es un desafío al discurso oficial donde todas las comunidades no blancas son silenciadas.

- ¿Cómo podría cambiar?
Hasta la década del setenta, la diferenciación étnica estaba al servicio de la discriminación. Eso es algo que ha cambiado. Hoy es un elemento más de afirmación, es parte de nuestra historia y realidad. Veo en el futuro un país que se reconoce como diverso y ve en eso una fuente de fortaleza cultural y política.

Leer comentarios ( )

Ir a portada