Módulos Temas Día

columna

¿Por qué querría China robar este secreto tecnológico?

ASML no goza del mismo reconocimiento que Apple, Intel o Samsung Electronics, pero es la segunda compañía tecnológica más grande de Europa por capitalización de mercado.

ASML Holding

ASML Holding

Los clientes más grandes de ASML son Intel y Samsung, al igual que Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. Ltd., que fabrica los chips de iPhone para Apple.

Si definiéramos una lista de las compañías que serán los cimientos de la próxima revolución tecnológica, seguramente figuraría ASML Holding NV.

Por esta razón es particularmente significativo que el fabricante neerlandés de equipos semiconductores haya sido víctima de un rival supuestamente ligado al estado chino, según un informe de Het Financieele Dagblad el jueves.

El periódico neerlandés dijo que los empleados de investigación y desarrollo de ASML en San José, California, filtraron documentos internos a lo largo de varios años a XTAL, un rival cuya matriz recibe apoyo estatal. Una corte estadounidense dictaminó que XTAL debía pagar US$ 230 millones en daños a ASML el año pasado, pero sus vínculos con China no estaban claros en ese entonces.

ASML no goza del mismo reconocimiento que Apple Inc., Intel Corp. o Samsung Electronics Co. Ltd., pero es la segunda compañía tecnológica más grande de Europa por capitalización de mercado. Los fabricantes de chips del mundo compran sus máquinas para poder fabricar los semiconductores que van dentro de nuestros teléfonos inteligentes, computadores, automóviles y servidores.

Los clientes más grandes de ASML son Intel y Samsung, al igual que Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. Ltd., que fabrica los chips de iPhone para Apple.

La compañía neerlandesa tiene una gran ventaja sobre sus rivales Nikon Corp. y Canon Inc. -es la única compañía que domina la litografía ultravioleta extrema (UVE) de última generación. Este proceso permitirá la impresión de circuitos que son más de 10 veces más pequeños que el estándar actual.

Cada máquina de UVE cuesta más de 100 millones de euros (US$ 113 millones) y ya están comenzando a entregarlas. Esta innovación podría posponer el día en que la Ley de Moore -que expresa que cada 18 meses se duplica el número de transistores en un microprocesador- ya no sea cierta.

Por esta razón es que la tecnología de la firma sería particularmente atractiva para China. El país tiene contemplado invertir cerca de US$ 150,000 millones a lo largo de una década para así asumir un rol de liderazgo en diseño de tecnología y fabricación como parte de su iniciativa "Made in China 2025".

Aunque es un foco de fabricación electrónica, ensamblaje de iPhones, portátiles, parlantes inteligentes y demás, se importa gran parte de la tecnología subyacente crucial, incluidos cerca de US$ 200,000 millones en importaciones anuales de semiconductores. China representó 17% de las ventas de ASML por 11,000 millones de euros el año pasado.

Este esfuerzo de producción fue impulsado por la decisión del Departamento de Comercio de EE.UU. el año pasado de prohibir al fabricante chino de equipos de telecomunicaciones ZTE Corp., comprar componentes fabricados en EE.UU.

Aunque el intento de embargo no funcionó, la amenaza que dicha prohibición habría representado para la producción nacional es una lección que se debe aprender. Si China quiere tener una industria independiente de semiconductores, entonces también debe adquirir conocimiento sobre el equipo que se requiere para fabricar los chips.

Una razón por la que no puede simplemente comprar esto es que existe un límite de cuántas máquinas UVE puede producir ASML: espera enviar únicamente 30 de éstos sistemas en el 2019, un aumento en comparación con las 18 del año pasado. Lo mismo aplica para otros equipos de litografía.

No queda claro qué tecnología importante -de haber alguna- fue robada por XTAL, cuya matriz Dongfang Jingyuan tiene "vínculos indirectos" con el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China, según Het Financieele Dagblad.

El periódico indicó que el robo incluía códigos fuente, software, estrategia de precios y manuales de usuario secretos. Una portavoz de ASML dijo a Bloomberg News que "no existe un plano en la calle que dicte donde se puede fabricar una máquina de litografía".

Si existía alguna duda sobre la seriedad de China frente a la independencia en términos de silicio, las acusaciones sobre el robo de ASML -de ser ciertas- seguro la disiparán.

Por Alex Webb

Leer comentarios ( )