Módulos Temas Día

Mapas de alta definición: ‘No somos Google’ no aplica a los autos autónomos

Los fabricantes de automóviles pueden desconfiar de asociarse con los gigantes de la tecnología. Saben lo que les sucedió a los fabricantes de teléfonos celulares cuando Silicon Valley entró.

vehículos autónomos

vehículos autónomos

Apple Inc. y Google trabajan en desarrollos propios de mapas de alta definición para vehículos autónomos.

Por Alex Webb (*)
El argumento que ofrece TomTom NV a sus clientes es simple: no es Google. Sin embargo, por más nerviosos que puedan estar los fabricantes de automóviles acerca de dejar que la división de Alphabet Inc. ingrese a sus vehículos, los inversionistas temen que la firma de cartografía holandesa tenga problemas para seguir el ritmo del gigante de Silicon Valley. Tienen buenas razones para preocuparse.


Alguna vez conocida por sus navegadores satelitales, TomTom compite por crear los mejores mapas de alta definición para la incipiente industria de automóviles autónomos, que necesitan datos mucho más detallados que los humanos porque el GPS solo tiene una precisión de aproximadamente 4.8 metros, la diferencia entre conducir por la acera o la carretera.


El anuncio de TomTom del martes de que había perdido a Volvo Cars como cliente ayudó a que las acciones cayeran en hasta 15%. A principios de este año, el fabricante de automóviles sueco optó en cambio por el sistema Android Auto de Google. Esta medida sigue a una similar que adoptó el mes pasado la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.


Los fabricantes de automóviles pueden desconfiar de asociarse con los gigantes de la tecnología. Saben lo que les sucedió a los fabricantes de teléfonos celulares cuando Silicon Valley entró, y no quieren convertirse en los fabricantes de vehículos mientras que Google desarrolla todo el software y obtiene todo el valor.


Pero el argumento de venta de TomTom solo es válido si su producto es tan bueno como el de Google. Las recientes pérdidas de clientes sugieren que podría no ser así, y carece de los fondos que tienen sus rivales estadounidenses para mejorarlo.


Las acciones de TomTom han caído casi 50% desde el 2015, cuando la compra de HERE por 2,800 millones de euros (US$ 3,200 millones) por parte de un grupo de fabricantes de automóviles despertó el optimismo de que TomTom también podría convertirse en un objetivo de adquisición. Ahora, la mayoría de los interesados en el mapeo de alta definición han seguido otras opciones.


Apple Inc. y Google trabajan en desarrollos propios. Robert Bosch GmbH, el mayor proveedor de automóviles del mundo, ha invertido en HERE junto con Volkswagen AG, BMW AG, Intel Corp., Daimler AG, Continental AG y Pioneer Corp.


Mientras tanto, Softbank Group Corp., un importante patrocinador de la tecnología de auto conducción, ha invertido en Mapbox Inc. y es probable que aliente a las empresas de cartera, incluida la unidad Cruise de General Motors Co., a utilizar la oferta de la startup.


¿Perdieron el barco el CEO de TomTom, Harold Goddijn, y sus cofundadores, entre todos dueños del 44% de la compañía? El mejor momento para capitalizar el negocio del mapeo como un activo parece haber pasado.


La administración finalmente está tomando algunas medidas para aplacar a los accionistas: el mes pasado, la compañía dijo que está considerando una venta del negocio de telemática, que permite a las empresas monitorear y administrar flotas de vehículos. Eso podría recaudar hasta mil millones de euros, según los analistas de UBS.


Los fondos podrían reinvertirse en el negocio de mapeo, devolverse a los accionistas o una combinación de ambos. Eso aplacaría a los accionistas por un tiempo y financiaría el desarrollo de sus mapas de alta definición, pero no resolvería el problema fundamental de TomTom: carece de una matriz con fuerte respaldo financiero y necesita mantener a sus clientes asegurados.


Los inversores tienen toda la razón para cuestionar el sentido de dirección de sus navegadores.

(*) Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.

Leer comentarios ( )

Ir a portada