La llegada de los ha generado interminables debates sobre la eventual desaparición de los libros impresos y su impacto en los procesos de lectura.

Según Jeff Bezos, CEO de Amazon, el objetivo de los libros digitales no radica en buscar la extinción del formato físico, sino en enriquecer el ejercicio de la lectura. Y es que, de acuerdo al directivo, los libros electrónicos implican nuevas prácticas culturales.

Alrededor de los libros electrónicos se forma todo un ecosistema de creadores, distribuidores y lectores que replican las prácticas culturales creadas en torno al libro impreso, pero que gracias al formato digital y al lenguaje multimedia que ofrece un lector de libros electrónico pueden diversificar su lectura, refiere el Institute for the Future of the Book, de la Universidad de Carolina del Sur, en información brindada por el portal CNN Expasión.

En ese sentido, según los analistas, los libros digitales no solamente mejoran el ejercicio de la lectura al incluir audio e imagen, sino también ayudan a la socialización de este proceso, ya que existe la posibilidad de compartir parte de lo leído en las redes sociales, en donde el lector digital puede hallar a otras personas y entablar una discusión o conversación al respecto.

"El libro del pasado revelaba una experiencia exclusivamente individual única. El libro del futuro revela nuestra experiencia exclusivamente colectiva", asegura el editor Craig Mod, quien considera que el concepto de libro digital no está referido solamente a colocar el texto en una pantalla.