Módulos Temas Día

Google enfrenta nuevo rival israelí en procesamiento de datos de autos

La startup Otonomo ha pasado los últimos tres años pensando cómo compilar, empaquetar y vender datos de vehículos a empresas de seguros, minoristas, urbanistas y otras dispuestas a pagar por ellos.

Datos de autos

Datos de autos

El mercado de servicios de conectividad automotriz valdrá US$ 750 millones para el 2030. (Foto: Bloomberg)

El camino a las ganancias está sembrado de buenos datos. Cada hora, un auto moderno procesa unos 25 gigabytes de información —equivalentes a unos siete largometrajes en alta definición— acerca de todo, desde la temperatura del motor y la presión de los neumáticos hasta lo que suena en la radio.

Para las automotrices, la cuestión es cómo transformar eso en ingresos. Una startup israelí afirma tener la respuesta.

Otonomo, que ayer anunció US$ 3 millones en financiamiento de NTT Docomo Ventures Inc., pasó los últimos tres años pensando cómo compilar, empaquetar y vender esos datos a empresas de seguros, minoristas, urbanistas y otras dispuestas a pagar por ellos.

A cambio, se queda con un porcentaje de las ventas, forma de operar parecida a la de Apple Inc. y Google con sus tiendas de aplicaciones. Ya hay más de 2 millones de autos en la plataforma de Otonomo, cifra que según la empresa llegará a 5 millones para fin de año.

“Hay una regla sencilla en los mercados de todos los ámbitos: uno toma el 80% y al resto le queda 20”, dijo Ben Volkow, máximo ejecutivo y cofundador de Otonomo. “La manera de convertirse en el primero es incorporar tantos autos como se pueda a la plataforma lo más rápido posible y pasar a dominar”.

Pruebas
El año pasado, Daimler AG anunció que probará la plataforma de la startup en la nube y Otonomo informó que planea presentar un acuerdo comercial piloto con una automotriz japonesa en hasta tres meses.

La empresa con sede en Herzliya afirmó que 10 fabricantes de autos y 11 empresas relacionadas a ese sector están aportando datos en programas piloto. Con la inversión de NTT Docomo Ventures, Otonomo reunió cerca de US$ 41 millones en fondos. Algunos financistas anteriores fueron Bessemer Ventures y Dell Technologies Capital.

El mercado de servicios de conectividad automotriz valdrá US$ 750 millones para el 2030, según McKinsey & Co. Aunque las automotrices gastaron miles de millones en el desarrollo de autos conectados, les preocupa que Google y otras empresas basadas en software controlen el flujo de ganancias.

Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corp., dijo que los datos de los autos conectados podrían llegar a ser la fuente más grande de ingresos nuevos de la automotriz y está construyendo su propio sistema telemático.

“Realmente es un aspecto necesario y rentable”, dijo Kevin Tynan, analista del sector automotor de Bloomberg Intelligence. “La fuerza de esa táctica reside en que Otonomo no monetiza los datos, simplemente los recopila, los agrega y los procesa. Y esto se hará cada vez más, en tanto la industria intenta lograr modelos de negocios rentables con la conducción autónoma y los viajes compartidos”.

Otonomo creó tecnología que facilita la distribución y el uso de datos de autos conectados al proteger, volver anónima, estandarizar y agregar información dentro de un laberinto de normas regionales.

Las aseguradoras estuvieron entre las primeras compradoras de datos en el mercado de Otonomo. Esas empresas ya ofrecen primas más bajas a los conductores dispuestos a instalar hardware de lectura de datos o bajar aplicaciones de monitoreo de datos.

Esos servicios les permiten ofrecer incentivos a los conductores que no conducen demasiado rápido o ahorran costos de remolque detectando problemas mecánicos con anticipación.

Leer comentarios ( )

Ir a portada