El director gerente en Data General Corporacion, Carlos Durand, advirtió que existen cuatro barreras que dificultan el desarrollo del en el Perú, lo cual contribuiría a facilitar a los ciudadanos la realización de trámites ante el Estado.

"Hay barreras de varios tipos y primero están las barreras de los recursos o económicas, es decir que no hay recursos asignados para desarrollar un sistema integral de gobierno electrónico, no es un tema prioritario en la agenda presupuestaria de las entidades del gobierno", declaró a Gestion.pe.

La segunda barrera tiene que ver con el capital humano, ya que el país no tiene mucha capacidad en materia de profesionales especializados en la labor de poner en marcha un sistema de gobierno electrónico más integrado.

"La infraestructura es otra, todavía no tenemos una infraestructura de acceso suficientemente importante para dar una cobertura a la mayor cantidad de la población, entonces tenemos que seguir invirtiendo en sembrar más fibra óptica, en integrar más localidades, provincias, ciudades o población", detalló.

Mientras que la cuarta barrera tiene que ver con la industria local de , la cual debe ser fortalecida para permitirle que sea autosuficiente y menos dependiente de tecnologías foráneas.

"Creo que ese es un factor importante que ha sido un común denominador en países de la región, donde se ha incorporado de manera muy importante el concepto de gobierno electrónico debido a que han tenido una industria local de tecnología de la información (hardware y software) que ha permitido que esto se incorpore rápidamente en sus países", anotó.

Indicó que dependiendo que tan ambicioso sea el Plan Nacional de Gobierno Corporativo se podría estimar un período de tiempo que demoraría el Perú en alcanzar un nivel adecuado de gobierno electrónico.

"Yo creo que si lo diseñamos por etapas evolutivas podríamos estar alcanzando en el mediano plazo un sistema de gobierno electrónico más integrado por lo menos, y desarrollar la parte de interoperabilidad entre las entidades del Estado, que permitan generar una base para un gobierno electrónico más proactivo y transaccional", añadió.

Mientras que para el largo plazo, continuó Durand, sería factible que algunos aspectos del gobierno electrónico se puedan llevar a cabo mediante Alianzas Público Privadas (APP) y otra parte quedaría a cargo del Estado.