ya cuenta con 10,000 robots en sus procesos de montaje, cifra que aumentará a 300,000 el próximo año. En búsqueda de que la fábrica adopte procesos de producción más automatizados, el CEO Terry Gou, acaba de anunciar la intención de la compañía de instalar un millón de robots a través de las líneas de montaje.

El consejero delegado de la compañía expresó, en junio de este año, su interés de que las primeras plantas se encuentren totalmente automatizadas en los próximos cinco años. Además, señaló el objetivo de eliminar las tareas monótonas y repetitivas, al reemplazar a los trabajadores por robots, según informó ABC.es

Aunque la apuesta por una mayor automatización requerirá una considerable inversión de capital, Gou aseguró que el uso de robots permitirá obtener productos más sofisticados. Asimismo, estos aparatos podrán efectuar tareas más peligrosas.

Después de instalar nuevos brazos robóticos, un pequeño grupo de trabajadores fue trasladado a varios puestos de trabajo dentro de la compañía, contó a The Wall Street Journal uno de los empleados, quien anteriormente trabajaba en el proceso de ensamblaje de Foxconn. Sin duda, la decisión de uno de los fabricantes más grandes de también generará un impacto en la economía, al ser una importante fuente de empleo.

De acuerdo al portal The Verge, esta automatización está relacionada con el plan de la de trasladar parte de su producción a .