"Únase a nosotros para tomar un café y conocer un nuevo producto", menciona el correo enviado por el equipo de a medios norteamericanos con miras al evento que se desarrollará en las oficinas centrales de Menlo Park este jueves 20.

Aunque los rumores iniciales circularon en torno al posible lanzamiento de un lector de noticias, similar a Google Reader; según reveló una fuente vinculada con la situación al portal especializado en tecnología TechCrunch, se trataría de una actualización de .

Así, el nuevo rostro de la aplicación de fotografía incluiría la posibilidad de grabar y compartir videos al estilo Vine, el portal de microvídeos recientemente adquirido por .

En lugar de los 140 caracteres de la red social del pajarito, la referida herramienta permite compartir videos de hasta 6 segundos de duración. Facebook se habría basado en ese concepto para ofrecer próximamente un "nuevo producto", de acuerdo a la fuente consultada.

Pero las informaciones sobre una nueva manera de compartir material audiovisual no son recientes. Hace unas semanas, el bloguero señaló en base a una fuente anónima que este tipo de servicio estaba siendo probado internamente por Facebook.

Según escribió Keys, los videos podrían tener una duración entre 5 y 10 segundos. Sin embargo, no mencionó cuándo estaría disponible la actualización del servicio. La inclusión (o no) de fitros también quedó sin respuesta.

Respuesta directaLa probable medida de Facebook tendría sentido ante la creciente popularidad de los servicios de intercambio de vídeo. De modo que la respuesta de la red social de Mark Zuckerberg también desafiaría a Viddy, Cinemagram y Socialcam.

Por su parte, se ha disparado en términos de popularidad desde que entró en vigencia. Pero luego de que Twitter estrenara una versión de dicho servicio para Android se llegó a un punto de inflexión: los videos de Vine han venido siendo compartidos en mayor proporción con respecto a las fotos de Instagram.

Por supuesto, se podría argumentar que, en parte, la razón obedece a que Twitter ya no muestra fotos de Instagram. A pesar de ello, antes de dicha política, Twtitter no determinaba la cantidad de tráfico dirigido a la app de fotografía.

De acuerdo a TechCrunch, los usuarios activos mensuales (de Instagram) incrementaron considerablemente desde Facebook compró la compañía el año pasado por US$ 715 millones.

El establecimiento de un servicio de vídeo podría servir para impulsar esa estrategia aún más. Y es que el 'efecto Vine' le puede dar a los usuarios una razón más para visitar Instagram, al complementarse la toma de fotos con la de videos.

Por último, no puede haber otra razón para añadir vídeo al servicio: se trata de un medio muy atractivo para los anunciantes y comerciantes. Instagram aún es una plataforma de marketing interesante para las marcas.