Karen Rojas Andiakaren.rojas@diariogestion.com.pe

Pese a que la pérdida de datos aumentó alrededor de 400% desde el 2012, las empresas reconocen que aún no están preparadas para salvaguardar su información en la era de la , la y el .

Y es que el 51 % de ellas carece de un plan de recuperación ante desastres, mientras que tan solo el 6% sí lo tiene. En efecto, el 62 % considera que el big data, la tecnología móvil y la nube híbrida son "difíciles" de proteger.

Esas son algunas conclusiones de la encuesta: "Índice de protección de datos global de EMC", elaborada por Vanson Bourne.

El reporte precisa que cada año una firma pierde en promedio 2.3 terabytes de datos, lo que equivale a cerca de 24 millones de correos electrónicos. Eso le genera un coste de un millón de dólares.

Respecto a los últimos doce meses, el 64% de las empresas a nivel mundial afirma haber sufrido pérdida de datos o tiempos de inactividad imprevistos. Las más afectadas provienen del sector de telecomunicaciones y del rubro bancario.

Entre las consecuencias de estas interrupciones, se encuentra la pérdida de ingresos (36%) y la de una nueva oportunidad de negocio (20%)(ver gráfico).

Asimismo, el estudio detalla que las organizaciones que tienen tres o más proveedores de protección de datos pierden más información, al punto de superar el promedio global (3.5 terabytes).

"Las empresas tienen que pensar que sus estrategias de protección les va a permitir restaurar su data. Si almacenan sus archivos en cintas, evidentemente, no podrán hacer un 'restore'", manifestó Enrique Forbes, ejecutivo de , a Gestión.

Líderes vs. rezagadasSi bien el 64% de las compañías a nivel mundial considera "totalmente fundamental" proteger sus datos para garantizar su éxito, el 87% de ellas aún no alcanza la debida madurez en lo que a protección de información se refiere.

Eso significa que estas organizaciones dudan y/o desconfían de su capacidad de restauración e incluso llegan a almacenar sus archivos en cintas. El estudio de EMC califica a estas empresas de "evaluadoras" y "rezagadas" por ubicarse detrás de la curva de madurez en su estrategia de protección de datos.

En el otro extremo, el informe ubica en la categoría de "líderes" y "nuevos usuarios" a aquellas firmas que hacen denodados esfuerzos para proteger su información. No obstante, estas conforman una minoría a nivel global y apenas superan el 13% (ver gráfico).

ProveedoresEl reporte menciona también que la mayoría de firmas tiene más de un proveedor en protección de datos. Sectores como telecomunicaciones, entretenimiento y medios de comunicación son los que más apuestan por esta alternativa.

Pero esta es un arma de doble filo. Los negocios que usan 3 o más proveedores gastan una cantidad más elevada de su presupuesto de TI en esta materia; paralelamente, cerca de un tercio ya ha experimentado pérdida de datos.

"Al haber varios proveedores en términos de protección de base de datos, suele formarse silos de información donde cada uno es manejado de manera independiente y los límites son difusos", dijo Forbes no sin antes aclarar que en "estrategias de silos nadie es dueño de esas zonas grises".

Otrosí digoTáctica en protección de datosCentros de datos. Enrique Forbes, ejecutivo de EMC Latinoamérica, sugirió que las medianas y grandes compañías pueden apostar por seguir estrategias activo-activo. Eso significa que cuenten con dos centros de datos que funcionen continuamente. Así, en caso de la pérdida de datos en uno, la operación podrá seguir de manera automática en el otro sin ninguna interrupción.

En cortoLos negocios ubicados en China y Hong Kong son los que tienen más probabilidades de estar por delante de la curva. Fuera de Asia, figura Estados Unidos y Países Bajos.