Aunque nuestra recién adquirida concepción digital del mundo nos lleva a suponer que todo lo que queramos comprar lo podremos encontrar en Google, anunciado a bombo y platillo y con la facilidad de adquirirlo con un simple click, hay ciertos productos y servicios cuya publicidad nunca llegará a nuestras pantallas a través el rey de los buscadores.

Los de Mountain View indicaron esta semana que prohibirían a partir de julio los anuncios de créditos rápidos para proteger a sus usuarios de "prácticas financieras peligrosas", según señaló la compañía. Esta nueva restricción sólo añade un punto más a una lista en la que la tecnológica ya ha apuntado cerca de una veintena de categorías publicitarias non gratas ya sea porque chocan con su código ético, porque engloban artículos o servicios peligrosos o porque, simplemente, prometen lo que no pueden cumplir.

1. SexoNingún tipo de publicidad de temática sexual tiene cabida en Google. La compañía justifica su decisión aduciendo que los anunciantes no pueden elegir a quién se dirigen estos contenidos y puede llegar al público menos adecuado.

2. Tabaco, drogas y medicamentosLa venta de drogas, ilegales fuera del mundo cibernético, tampoco se permite a través del buscador. Esta prohibición se extiende al tabaco y a toda la parafernalia que le acompaña, para evitar que los más jóvenes se conviertan en fumadores precoces y puedan conseguir cigarrillos de manera sencilla. En cuanto a los medicamentos, tienen que pasar el tamiz de la compañía para que se autorice su publicidad.

3. Hackers a domicilioEn Google no encontrarás ni podrás contratar los servicios de un ciberdelincuente asequible que te ayude a acceder al email de tu némesis ni a descubrir los secretos mejor guardados de los personajes a los que admires.

4. Pistolas de Paintball y fuegos artificialesAunque aparentemente no conllevan un peligro extremo, la tecnológica prefiere ser cauta y evitar la venta tanto de pistolas concebidas para la práctica del paintball como de las de aire comprimido o las de balines. En cuanto a los fuegos artificiales, la firma capitaneada por Sundar Pinchai sostiene que, básicamente, son productos concebidos para explotar y, si no son detonados por profesionales, podrían provocar daños en propiedades o herir a personas que se encuentren cerca.

5. Armas y explosivosLa plataforma veta los anuncios de armas de cualquier tipo (y de cualquiera de sus accesorios) y de granadas, bombas químicas o artefactos explosivos caseros.

6. Documentación falsaLa ley también se aplica en el mundo 2.0 y, por tanto, Google no permite a los falsificadores de DNI, pasaportes o carnets de conducir publicitarse a través de su web. "Valoramos la honestidad y el 'juego limpio' por lo que no permitimos la promoción de este tipo de productos y/o servicios ya que van en contra de un comportamiento honrado", explican desde la compañía.

7. Trabajos por encargoPor esa misma razón, y aunque los fines sean más 'inocentes', los estudiantes más vagos no podrán valerse del buscador para dar con alguien que por una módica cantidad de dinero se ofrezca a hacerles los deberes o les facilite los aprobados.

8. JuegoEn este caso, las restricciones se adecuarán a la legislación de cada país. Eso sí, se deberá garantizar, en la medida de lo posible, que la publicidad de este tipo no llegará a los niños.

9. Caza furitiva y tráfico de animalesAsimismo, Google quiere proteger la fauna y censura cualquier anuncio que pretenda lucrarse a costa de animales en peligro de extinción o de especies protegidas.

10. Terrorismo, racismo y odioA pesar de que es consciente de la sofisticada maquinaria de promoción virtual con las que cuentan muchos grupos que incitan al odio, Google intenta ponerles coto y prohíbe cualquier contenido promocional que contenga "lenguaje o imágenes violentas o inapropiadas".

Diario Expansión de EspañaRed Iberoamericana de Prensa Económica (RIPE)