Los alcaldes, dirigentes y representantes de las juntas de riego de la provincia de Islay abandonaron repentinamente la que tenían con representantes del Poder Ejecutivo acusando a los ministros de Estado de tratar de imponer el proyecto .

Según un despacho de RPP, los dirigentes arequipeños abandonaron las instalaciones del local donde se realizaban las conversaciones con el ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benites, y la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortíz.

Se espera que los dirigentes se presenten ante los manifestantes para informar los resultados de la reunión.

Cabe señalar que la provincia de Islay cumplió 45 días de huelga en contra del proyecto cuprífero de Sourhern Cooper Corporation.